Claves de los microcréditos para emprendedores

Un microcrédito es un instrumento financiero destinado a personas que están a punto de crear su empresa, independientemente si se hace como empresario individual o como sociedad limitada; teniendo prioridad personas de algún colectivo “desfavorecido” y sin posibilidad de tener un aval que le facilite otro tipo de financiación.
Normalmente son las Cajas de ahorro las que ponen a disposición del público este producto, pero para su tramitación previamente el emprendedor debe acudir a una Institución de Asistencia Social, como son asociaciones empresariales, CEOE, Cámara de Comercio o Agencias de desarrollo local.

Hay detalles a la hora de solicitar un microcrédito que el emprendedor no domina y debe conocer sobre esta opción de financiación:

  1. El importe máximo que conceden va desde los 15.000 € a los 25.000 €.
  2. El tipo de interés del microcrédito suele oscilar entre el 4,5% y el 6% dependiendo de la entidad financiera.
  3. El plazo de devolución varía también, yendo desde los 4 a los 6 años, siendo diferente también la carencia ofrecida, que puede ir desde los 6 meses al año.
  4. La tramitación se hace en una Institución de Asistencia Social (que previamente ha firmado un convenio con la Caja de ahorro en cuestión), donde te realizarán el análisis de la viabilidad del proyecto empresarial, y enviarán dicho plan de viabilidad junto con la solicitud a la sucursal de la Caja de Ahorro que quiera el emprendedor.
  5. Aunque el proyecto empresarial tenga el visto bueno de un técnico de la Institución de Asistencia Social, siempre, como en cualquier producto financiero, la última palabra la tiene la entidad financiera, por lo que la respuesta final dependerá también de si tenemos otros préstamos o créditos concedidos o incluso de la confianza que le inspiremos al director de la sucursal.
  6. Los colectivos desfavorecidos que tienen prioridad son: jóvenes, mujeres, mayores de 45 años e inmigrantes, si bien, no se rechazan los proyectos de personas que no cumplan este perfil.
  7. Estos microcréditos están concebidos para que dispongan de ellos personas sin avales, por lo que si tenemos un aval quizá no nos lo den. En este sentido muchas Cajas de ahorro, si tienes una hipoteca o si, por ejemplo, estás casado en gananciales y tu pareja tiene una nómina alta no los conceden.
  8. Hay que tener en cuenta el destino del dinero, ya que normalmente el microcrédito sólo financia gastos de apertura y activo fijo limitando mucho la inversión en circulante e incluso en ocasiones prohibiendo que se gaste el dinero en el traspaso del negocio.
  9. A la hora de tramitarlo, es importante tener desarrollado el plan de negocio ya que nos facilitará mucho los trámites, porque, por ejemplo nos van a exigir facturas proforma de toda la inversión a realizar en incluso, según la entidad financiera tener ya buscado el local comercial.
  10. Con todo esto, es muy recomendable comparar entre las distintas Cajas de ahorro, e incluso presentar distintos microcréditos, pudiendo elegir finalmente, en el caso de concedernos varios a la vez, el más ventajoso. Asimismo se aconseja, visitar distintas Instituciones de Asistencia Social, ya que cada una de ellas firma convenios con la entidad o entidades financieras que estima oportuno y preguntar todos los detalles del microcrédito.

De cualquier forma, con sus ventajas y limitaciones, se trata de un producto ventajoso que puede ayudar al emprendedor a financiar parte de sus difíciles comienzos como empresario

Foto wa?.ti?

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario