6 razones para pasarte a una Sociedad Limitada

Muchos emprendedores cuando crean su negocio se deciden por hacerlo de la manera que menos trámites y tiempo les quita: se hacen autónomos (empresarios individuales). Pasado un tiempo, en vías de consolidación su negocio, la propia actividad les pide una evolución, esto es crecer hacia la Sociedad Limitada. Se presentan en este post, varios de los motivos por los que transformarse de empresario individual a Sociedad Limitada:

1) Por la responsabilidad
Se reduce la responsabilidad y el riesgo personal del emprendedor, que en esta nueva situación estará limitada al capital social de la Sociedad, mientras que como autónomo afecta a tu patrimonio personal e incluso al de su mujer.

2) Para pagar menos impuestos
El autónomo tributa por el IRPF, que tiene tramos del 24% al 48% dependiendo de los beneficios obtenidos, mientras que las Sociedades Limitadas tributan por el Impuesto sobre sociedades a un tipo fijo del 25% o 30%. Llegará el momento sale a cuenta pasarte de empresario individual a Sociedad Limitada: haz números.

En este sentido, recomienda José María Mollinedo, secretario general de Gestha, Técnicos Financieros del Ministerio de Economía y Hacienda) que:

A partir de un beneficio en torno a los 90.000 euros, es aconsejable el cambio a sociedad

3) Aprovecharte de ventajas fiscales
Por ejemplo, si tienes que contratar empleados, como empresa cuentas con deducciones en el Impuesto de Sociedades.
4) La imagen de la empresa
Y no es que la de un autónomo sea mala, sino que en ocasiones y dependiendo del sector, clientes y proveedores pueden confiar más en una sociedad. Si es tu caso, y te cuesta superar esa barrera, quizá ha llegado el momento de constituir una sociedad.

5) Si eres autónomo y cotizas estimación objetiva en módulos… no tienes elección
En el IRPF, los rendimientos íntegros de los autónomos acogidos a módulos no pueden superar los 450.000 € al año, a partir de ese volumen, se está obligado a pasar al régimen de Estimación directa o montar una sociedad.

6) Para dar entrada a socios
Tomando la decisión de convertir a tus colaboradores en socios o para dar una nueva entrada de dinero en la empresa.

Si tienes decidido dar este paso, ojo, no se trata de una transformación de empresario individual (autónomo) a S.L., sino es la creación de una nueva Sociedad, a la que hay que traspasar todo lo que esté a nombre del empresario, esto es, por ejemplo todos los contratos: trabajadores, local, luz, teléfono, etc.

Via > Revista Emprendedores
Foto [au ro]

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario