10 consejos para reducir costes en tu negocio

Bien es sabido que uno de los peores momentos para el emprendedor es el comienzo, marcado, salvo excepciones, por cierta rigidez financiera y problemas de todo tipo.
Alianzo, ha adaptado a la realidad española un post de Jason Calacanis con consejos para ahorrar en una startup, dándonos 10 consejos muy concretos y prácticos para reducir costes en tus primeros tiempos como empresario. Los 10 consejos son los siguientes:

1. Trabaja con un banco online, especialmente a la hora de hacer transferencias, que son gratis. Eso sí, para ciertas cosas seguirás necesitando un banco de los de toda la vida. Por ejemplo, para emitir recibos. Además, vigila la tesorería. Es decir, no dejes nunca la cuenta con saldo negativo. Tener números rojos sale carísimo en comisiones.

2. Utiliza buscadores de vuelos a la hora de hacer un viaje. Es mucho más barato que ir a la agencia.

3. Busca un vivero de empresas público. No sólo porque el alquiler te saldrá mucho más barato durante los primeros tres años, sino también porque allí hay personas que te van a asesorar a la hora de buscar subvenciones y para beneficiarte de todas las ayudas públicas que existen.

4. Contrata una tarifa plana de llamadas e Internet y mucho cuidado con la factura del móvil.

5. Utiliza software libre. OpenOffice es hoy equiparable a Microsoft Office (salvo para bases de datos). Hay aplicaciones online de gestión de proyectos y de CRM que son o muy baratas o incluso gratuitas para un uso modesto. Para el e-mail y para crear una intranet, Google Apps es perfecto.

6. Busca los muebles en eBay. Si vas a poner una oficina modesta, te puede valer con unos muebles de segunda mano. Con todas las empresas que están quebrando o cerrando, hoy es fácil encontrar mobiliario a precios de chollo. Si no, en Ikea encontrarás también cosas interesantes. Calacanis tiene razón en que sólo conviene invertir en las sillas. Las malas se rompen muy rápidamente.

7. Pon surtidores de agua y café en la oficina. No es muy caro y se ahorra todo el tiempo que la gente tiene que invertir en irse hasta el bar a tomar un café o un refresco.

8. Limpia la oficina tú mismo. Puede ser relajante. Dicho esto, advierto que lo mejor suele ser subcontratar a gente o empresas especializados para labores que no resultan estratégicas: contabilidad, nóminas, declaraciones fiscales, reparación de hardware, etc. Pero al montar una startup con recursos escasos creo que es importante hacer muchas de estas cosas para ahorrar dinero que luego se puede emplear en contratar a gente. Casi todos los emprendedores hemos tenido que barrer la oficina en algún momento. Y el que le haga ascos a esto a lo mejor se está equivocando de profesión.

9. Abre un blog. Es mucho más eficaz que contratar a una agencia de relaciones públicas. Esto lo comenta Pat Phelan y doy fe de que es cierto.

10. Aprende a hacer ciertas gestiones por ti mismo. Los abogados pueden ser uno de los recursos más costosos de este mundo. Por eso es fundamental aprender a hacer algunas tareas que se repiten en el tiempo y especialmente a examinar contratos (tanto laborales como mercantiles).

Foto | marcelgermain

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario