El petróleo baja y la gasolina no: suma y sigue

El precio del petróleo ha bajado notablemente en los dos últimos meses, no afectando esto “extrañamente” a una misma caida en el precio de la gasolina y, por tanto, en el bolsillo del consumidor al llenar el depósito; en cambio, la gasolina se encarece muy rápido cuando el petróleo sube
Esta “injusticia” para el consumidor, que en los últimos dos meses se ha convertido en un sentimiento generalizado, por fin acaba de recibir el primer respaldo oficial, Competencia ha abierto una investigación para demostrar lo que a todos luces parece un acuerdo entre petroleras. Y es que desde la primera quincena de julio, en la que el barril de Brent marcó un máximo histórico, el precio del petróleo ha bajado en un 20,58%, mientras que el precio de la gasolina sólo lo ha hecho en un 6,81%.

La Dirección de Investigación de la Comisión Nacional de Competencia ha notificado que las petroleras están fijando los precios de manera indirecta y que esto “supone una menor presión descendente sobre los precios, lo que redunda en una mayor protección de los márgenes”.

En el informe propone que se inste a las tres compañías para que en el futuro se abstengan de realizar estas prácticas prohibidas y que se imponga a las citadas empresas la adecuación de sus contratos con los empresarios de estaciones de servicio pero, por el momento, no se habla de ninguna sanción económica.

Un poco suave teniendo en cuenta que es un producto que afecta de manera muy directa al consumo y la inflación tan de moda en tiempos de crisis

Foto > Sonicraver

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario