Autónomo: mejora tu negocio

El autónomo, en situaciones como la actual, es una de las partes más frágiles de la actividad económica. Muchas economías familiares se sostienen con la capacidad como empresarios y las escasas alegrías que le permiten el mercado y los clientes en la actualidad.

Es un buen momento para pararse, pensar e intentar hacer más eficiente su modelo de negocio, y poder convertir la actual situación de crisis en oportunidades; como bien plantea la OPA, con los siguientes consejos para mejorar la forma de gestionar de los autónomos cualquiera que sea sus productos o servicios:

Planificar y recortar gastos. La organización insiste en la importancia de mantener un control del presupuesto en todo momento, recortando aquellos gastos que sean prescindibles y preparando una planificación a medio y largo plazo.
Reducir costes. Disminuir todos aquellos costes de producción que no menoscaben en la calidad del producto o servicio que ofrece el negocio.
Plan estratégico. Crear un plan sencillo con objetivos reales y las acciones necesarias para conseguirlas, siguiendo siempre un calendario.
Optimizar tiempos. Conviene analizar, los procesos de cada negocio, llevando a cabo sinergias que optimicen los tiempos de ejecución.
Formación. No olvidar la importancia de la capacitación. Cuanto más formado esté el autónomo, más se incrementa su competitividad y su eficiencia en el mercado.
TIC. Apostar por la tecnología contribuye a ahorrar costes y su uso correcto ayuda en la difusión del negocio.
Reciclaje. Adaptar la profesión a la situación actual. Es una solución para sectores que se han visto afectados especialmente por la crisis como la construcción, donde el autónomo que trabajaba en obra nueva, puede concentrar, hasta que mejore la situación, su nicho de mercado al ámbito de las reformas.
Diversificación. Es aconsejable tener en mente las posibilidades de diversificación de la actividad que ofrece cada negocio.
Liberar stock. Desocupar existencias, puesto que producen coste de almacenamiento, no aportan beneficio y su ciclo de vida es limitado.
Invertir en calidad de vida. Es importante no descuidar la vida personal, familiar y las actividades de ocio, para no caer en situaciones de estres que también repercute negativamente en el desarrollo del negocio.

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario