Fabricando un nombre para tu negocio

A un emprendedor de las primeras cosas que se le pasa por la cabeza es el nombre de su negocio, incluso, en ocasiones, antes de pensamientos como el concepto del negocio, si va a cubrir una necesidad del mercado o una cosa tan simple y compleja a la vez, como si la gente lo comprará.
Pues bien, si quieres elaborar un nombre, marca o logotipo para tu negocio deberás asegurarte que cumple con lo siguiente y que sea:

Simple– Limpio, fácil de escribir. Algo complicado o profundo es más apropiado para una ejecución de la comunicación más que la identidad de la marca

Práctico– Va de la mano con la simplicidad. La vista/logo debe ser apropiado para ser utilizado en todo tipo de medios, TV, impresos, uniformes, etc.

Consistente– Un buen proceso de creación de marcas debe ser reflejado en cada una de las piezas de comunicación hechas por la compañía, así como cada uno de los elementos en el diseño: logo, fotografía, paleta de colores usada, etc.

Único– No tiene caso tener una imagen excelente o un nombre sobresaliente, que vaya de acuerdo a los valores que se desean expresar, si se ve muy similar al de alguien más, especialmente si la otra marca tiene más presupuesto de publicidad.

Memorable– Si se aplican los puntos anteriores, probablemente la marca sea memorable. La coloración es un elemento importante. Por lo general es más fácil, dentro de los elementos en una marca, el recordar los colores. Otro tipo de símbolos o códigos pueden ayudar a activar la recordación de marcas, por ejemplo McDonalds que utiliza la combinación rojo/ amarillo, la “M” en forma de arcos, etc.

Reflejo– Refleja las metas, valores y objetivos de la empresa/marca. Si la compañía representa calidad, entonces los colores, estilo y fotografía deben reflejar esto. Un buen proceso de creación de marcas no sólo refleja los valores, los promueve.

Encaja– Encaja con el mercado meta. No muy moderno para consumidores conservadores, no muy conservador para mercados modernos.

Flexible– No sólo encaja con los lineamientos centrales de la marca, sino también con nuevos productos o extensiones de línea.

Sostenible– Idealmente contemporáneo, pero algo clásico. Una gran cantidad de marcas actualiza sus logotipos cada 20 años, por tanto es importante tener un concepto que no se vuelva obsoleto pronto.

Fuente > in-nova

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario