La licencia de apertura del local

La obtención de la licencia de apertura es el trámite de la apertura de un negocio que se hace más costoso en cuanto a tiempo y dinero. Como emprendedores, siempre y cuando necesitemos un local para funcionar, debemos acondicionar el mismo acorde a la normativa para obtener el permiso para empezar a funcionar.
La entidad que gestiona la concesión de este permiso es el ayuntamiento del municipio donde esté ubicado el local, que es quién establece a través de ordenanzas municipales la documentación y las tasas a pagar, variando el importe de estas últimas de unos ayuntamientos a otros. Debemos acudir normalmente al departamento de urbanismo del ayuntamiento para conocer el proceso completo.

Es importante saber que hay dos tipos de licencia de apertura: Inocuas y Clasificadas, según la actividad a la que se vaya a dedicar el local. Clasificadas son aquellas molestas, insalubres, nocivas y peligrosas, que producen humos o ruidos; y las inocuas el caso contrario. El ayuntamiento en cuestión elabora un listado de aquellas actividades empresariales clasificadas.

La solicitud de licencia de apertura lleva aparejada consigo unas tasas a pagar, que varía, no solo según el ayuntamiento, como decíamos, sino en función de los metros cuadrados del local o si la actividad es inocua o clasificada, pudiendo ser el triple estas segundas respecto a las primeras. Además, si el local conlleva una reforma, el ayuntamiento también te podrán cobrar por ellas, normalmente un porcentaje sobre el proyecto de la obra.

Para que lo tengas en cuenta, la documentación que se pide comúnmente para solicitar la licencia es la siguiente:

  • Fotocopia del DNI o CIF, si se trata de una persona jurídica.
  • Fotocopia del contrato de arrendamiento o de la escritura de propiedad del local.
  • Fotocopia de la declaración Censal (Modelo 036).
  • Fotocopia de la escritura de constitución, si es persona jurídica.
  • Fotografía en color del edificio.
  • Proyecto técnico, memoria y planos del local firmado por el técnico competente y visado por el Colegio Oficial que corresponda, debiendo cumplir con las respectivas ordenanzas municipales, así como el resto de la normativa de aplicación.
  • Certificado de Instalación Eléctrica diligenciado por Industria
  • Abono de la tasa inicial de los derechos de Apertura.

Foto |Gerard Girbes

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

4 thoughts on “La licencia de apertura del local”

  1. Gerard Girbes dice:

    Hola,
    Gracias por utilizar una fotografía de mi portafolio: http://flickr.com/photos/strike/

    Saludos,
    Gerard Girbes

  2. noticiasemprendedores dice:

    Gracias a ti, por permitirnos usarla.

    Saludos

    J.Navarro

  3. Construir-reforma-casa dice:

    Buenas tardes, es muy interesante todo lo expuesto, tan solo añadir que antes de alquilar un local se debe comprobar con una visita de un técnico que posee las condiciones arquitectónicas necesarias para la actividad, así como que evalúe la obra necesaria a realizar para obtener la licencia.

    No nos debemos confiar al alquilar un local en el que se ha realizado la misma actividad que nosotros vamos a desarrollar, pues pudo obtener la licencia en su día, pero ahora podemos tener problemas, la normativa es cambiante y siempre a mas exigente.
    Un saludo

  4. J. Navarro dice:

    Hola ‘Construir-reforma-casa’, por supuesto, tienes toda la razón, yo he visto locales en alquiler que incluso nunca podrán obtener la licencia de apertura, no se debe fiar uno sólo del arrendador (hay de todo), sino que se deben de hacer comprobaciones con un profesional y con el departamento de urbanismo

    Gracias por las aportaciones y un saludo

Deja un comentario