La morosidad alcanza la tasa más alta desde 1998

Banco de España en BarcelonaEn el pasado mes de septiembre la tasa de morosidad se ha triplicado, situándose en el 2,543%, lo que supone la tasa más alta desde abril de 1998, según datos del Banco de España. Esto supone la decimoquinta subida consecutiva, superando en 0,103 puntos la tasa de agosto situada en en el 2,44%.
Esta tasa de morosidad indica el nivel de incumplimiento de pago. Mide, por tanto, la cantidad de dinero de los créditos de las entidades financeras que a fecha de su vencimiento no ha sido pagada por los “clientes”.

Hablando de euros, decimos que existe un saldo de créditos dudosos de 45.631 millones de euros respecto a los 1,79 billones de euros, que es el volumen total de préstamos concedidos.

Mirando este indicador, referente de cualquier periodo de crisis, podemos decir que trata de manera distinta a bancos o cajas de ahorro. En las cajas de ahorros la tasa de morosidad se situó en torno al 3% (2,961%), cuatro veces por encima de la que marcaron en septiembre de 2007; en los bancos también se encuentra en máximos históricos y cerrando septiembre en torno al 2% (2,116%).

¿Cual es la principal preocupación del ciuadano de a pie en este caso? Pues, hasta dónde pueden aguantar las entidades financieras.

Pues bien, podrían resistir perdidas asociadas a tasas del 4% gracias a los fondos de cobertura de insolvencias constituidos hasta el momento; aunque si esa cobertura se viera ampliada a costa de los beneficios de un año, posibilitaría cubrir una tasa de morosidad del 7%, y si se añaden tres cuartas partes de los beneficios de dos años consecutivos, la cobertura de las pérdidas llegaría a una mora del 9%, pero siendo ésta una situación extrema para bancos y cajas.

Fuente > Europa Press
Foto | Mjaniec

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario