Siguiendo la Ley de Jante

Fue enunciada por el escritor escandinavo Aksel Sandemose en su novela ‘En flygtning krydser sit spor’ (Un refugiado sobre sus límites) en 1933. Se trata de diez enunciados que bien pueden aplicarse como principios inspiradores para un emprendedor. Esta “ley” impregnó las culturas danesa, noruega, sueca y finesa, países en los que se desaprueba que una persona se considere mejor o más inteligente que las demás y todavía hoy, más en zonas rurales y poblaciones pequeñas que en la gran ciudad, permanece.

Los daneses, los que especialmente aún siguen estas ideas, no parecen seguir un camino equivocado siguiendo esta filosofía. Echemos un vistazo a estas normas de la Ley de Jante:

1. No pienses que tú eres especial.
2. No pienses que tú estás a la misma altura que nosotros.
3. No pienses que tú eres más listo que nosotros.
4. No pienses que eres mejor que nosotros.
5. No pienses que sabes más que nosotros.
6. No pienses que eres más importante que nosotros.
7. No pienses que eres bueno en nada.
8. No te rías de nosotros.
9. No pienses que preocupas a alguien.
10. No pienses que tú puedes enseñarnos algo.

Una undécima norma fue añadida más tarde por Sandemose:
11. ¿No crees que sabemos algo sobre ti?

Tenerlas en mente nos aseguran un estado de permanente vigilia que ayudará a las decisiones que tengamos que tomar. Un emprendedor con buenos principios tiene mucho terreno ganado y más si entiende estas líneas como un aviso de no menospreciar a la competencia. En España, un país ciertamente peculiar con respecto a los que montan su propia negocio, no vendría mal respetar al semejante, ser más humilde y trabajar más criticando menos.

Si además, como señala Paulo Coelho en ‘Como el río fluye‘, les das la vuelta, aún mejor: “Para evitar que las cosas se pongan cada vez peor, tal vez sea ahora el momento de escribir la anti-ley de Jante: Vales mucho más de lo que piensas. Aunque no lo creas, tu trabajo y tu presencia en este mundo son importantes. Claro que, si piensas de esta manera, puede que tengas muchos problemas por transgredir la Ley de Jante. Pero no te dejes intimidar, sigue viviendo sin miedo y al final vencerás.

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario