Sensibilización como base para la penetración de Internet

Es un hecho que muchas empresas ni siquiera se han planteado iniciar el duro camino que supone al principio innovar. La principal dificultad, es que los empresarios no le ven la utilidad al uso de Internet. No conocen las posibilidades que la tecnología ofrece y mucho menos son conscientes de cómo la tecnología puede mejorar sus procesos. Cuando se logra superar la barrera de la utilidad y finalmente se apuesta por el uso de Internet, la PYME se encuentra con dificultades adicionales a las que tienen las grandes empresas. La principal diferencia es que las grandes empresas cuentan con medios y recursos suficientes como para abordar su propia evolución hacia el modelo de negocio digital mientras que la aquella debe superar algunas dificultades adicionales.


Barrera tecnológica

Las PYMEs no suelen contar con personal especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Por otro lado, subcontratar estos servicios le supone una cierta desconfianza por el riesgo de dependencia que genera.

Barreras de costes

Las PYMEs no pueden permitirse el lujo de hacer grandes inversiones sin estar seguras de la rentabilidad de las mismas. Por tanto, a diferencia de las grandes empresas, no le es posible invertir grandes cantidades en diseños de páginas web a medida, en equipos servidores, o en sofisticadas aplicaciones.

Barreras de escalabilidad

Si la actividad de la empresa crece o decrece, necesita poder adaptarse rápidamente a estos cambios. No puede estar pagando por un servicio que no le es útil o estar esperando a que le instalen un servicio que necesita en este momento. Por tanto, es necesario ofrecer servicios orientados a facilitarle a las pequeñas y medianas empresas su evolución hacia el modelo de negocio digital. Estos servicios deben romper todas las barreras anteriores.

Soluciones

-> La barrera tecnológica se puede romper con servicios que no requieran de conocimientos especiales, ni para su instalación ni para su mantenimiento. De forma que cualquier usuario con unos conocimientos generales de informática pueda, desde administrar la Intranet de la empresa hasta crear o mantener su página Web o tienda online. Además sin dependencia tecnológica.

-> Las barreras de costes se rompen con soluciones de muy bajo precio y con una buena relación calidad/precio. Si además estas soluciones se basan en el principio de pago fijo mensual, se facilita a la empresa la gestión y el control de los costos asociados al servicio.

-> Las barreras de escalabilidad se rompen con servicios adaptables en cada momento a las necesidades de la empresa. De forma que incluso la propia empresa, desde un portal de administración por ejemplo, pueda ampliar o disminuir automáticamente las facilidades contratadas.

La reflexión final, a la que hace referencia el título de este texto, es que las Administraciones Públicas, especialmente los Ayuntamientos a través de sus agencias de desarrollo local o concejalías de economía, deben sensibilizar sobre las bondades de las TIC explicando de manera muy sencilla y con casos de éxito el por qué hay que ser más que nunca innovador en su negocio.

Foto|Creativity+ Timothy K Hamilton

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario