Controla la capacidad para endeudarse de tu empresa

Cualquier deuda debe devolverse o pagarse en un plazo de terminado con un vencimiento, por esto cuando un empresa acude al endeudamiento, cualquiera que sea su forma, deberá asegurase que podrá pagar los intereses que se generen y la cuota establecida.

Para esto, es fundamental conocer las repercusiones que tendrá el dinero obtenido al endeudarnos por la deuda, o lo que es lo mismo las entras y salidas que se generarán, esto es los flujos de caja; lo que influirá en las condiciones de la deuda que podamos soportar.

El análisis de la capacidad de endeudarnos, debemos hacerlo nosotros y es algo que utilizan los bancos para darnos la financiación. Esto se puede hacer a través de diversos ratios:

I) Capacidad de devolver la deuda = Deuda con coste / Beneficios antes de intereses e impuestos (BAII)

Las entidades financieras suelen pedir un ratio entre 3,5 y 4 como nivel máximo que puede alcanzar la deuda, aunque esto puede cambiar según el tamaño de la empresa

II) Endeudamiento a L/P = Pasivo exigible a L/P / Recursos permanentes [Pasivo exigible a L/P + Patrimonio neto]

Si por ejemplo el resultado de esto fuese del 20%, quiere decir que la relación de la deuda con los recursos permanentes está equilibrada, ya que por cada 20 € de deuda la empresa dispone de 80 € para pagarla

Como complemento a estos ratios que debe considerarse, teniendo en cuenta la obviedad de que los préstamos se pagan con dinero, es valorar como decíamos al principio, la generación de recursos y compararlas con las cuotas comprometidas.

Por tanto, ¿Cuándo endeudarse? Cuando la empresa lo necesite y pueda devolverlo, y ¿Cuándo lo necesita? Cuando la inversión en activo neto sea mayor que el beneficio de la empresa.

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario