País Vasco, Madrid y Navarra a la cabeza en salarios

Los salarios más elevados de España correspondieron a País Vasco (2.247,28 euros por trabajador y mes), Madrid (2.223,28 euros) y Navarra (2.085,92 euros). Por el contrario, Extremadura (1.555,78 euros) y Canarias (1.557,66 euros) tuvieron los más bajos. Los datos corresponden a la Encuesta Trimestral de coste laboral correspondiente al cuatro trimestre de 2008, publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Aunque el coste laboral incluye algo más que el salario del trabajador, sirve como punto de referencia para conocer dónde se está pagando más por la mano de obra.

Los trabajadores del País Vasco recibieron una retribución media por hora de 22,40 euros y los de Navarra 20,98 euros. Tras ellos, los mejor pagados fueron los de Madrid (20,79 euros), Cataluña (20,01 euros), Baleares (19,22 euros), Asturias (18,89 euros) y Aragón (18,62 euros). Por contra, los empleados de Canarias y Extremadura fueron los que menos dinero cobraron: los primeros, 15,01 euros, y los segundos 15,40 euros.

¿Qué es el coste laboral?

Es lo que le cuesta al empresario un trabajador. Se define como el coste total en que se incurre por la utilización de factor trabajo. Incluye el Coste Salarial más los Otros Costes, esto es, las Percepciones Salariales y las Cotizaciones Obligatorias a la Seguridad Social. Éstas, son las aportaciones legalmente establecidas que el empleador hace al Sistema de la Seguridad Social a favor de sus empleados para cubrir las prestaciones que el Sistema establece y que son las derivadas de situaciones de enfermedad, maternidad, accidente laboral, invalidez, jubilación, familia, supervivencia, desempleo, formación profesional, garantía social o cualquier otra contingencia cubierta por el Sistema de Seguridad Social.

¿Qué es el coste salarial?

Comprende todas las remuneraciones, tanto en metálico como en especie, realizadas a los trabajadores por la prestación profesional de sus servicios laborales por cuenta ajena, ya retribuyan el trabajo efectivo, cualquiera que sea la forma de remuneración, o los periodos de descanso computables como de trabajo. Incluye por tanto el salario base, complementos salariales, pagos por horas extraordinarias, pagos extraordinarios y pagos atrasados. Todos estos componentes se recogen en términos brutos, es decir, antes de practicar retenciones o pagos a la Seguridad Social por cuenta del trabajador.

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario