Todo lo que debes negociar al abrir un franquicia

Para abrir un negocio en forma de franquicia te podrás encontrar con todo tipo de ellas, pero lo que tendrás que hacer en común con cada una de ellas es negociar, siendo el fin último de la negociación la elaboración del contrato que cumpla con unos mínimos que garanticen tu éxito como emprendedor.

Por tanto, se debe negociar para que figure en el contrato lo siguiente:

1) Los pagos a realizar por canon, royalties y publicidad. De los mismos, es muy importantes considerar la rentabilidad de cada uno de ellos.

2) El Know How real y la trasmisión del mismo. Debiendo figurar el nº de registro de la marca y este saber hacer en forma de manual operativo incluyéndose por supuesto el detalle de la formación en duración y contenidos que recibirá el franquiciado

3) La definición clara de la zona de exclusividad y del territorio para el franquiciado. Se debe tener claro y estudiar que deber ser suficiente para garantizar el futuro desarrollo del negocio, traducido esto en ventas y clientes, así como en la protección ante el franquiciador si el negocio tiene un funcionamiento

4) Duración del contrato. Debe ser lo suficientemente largo de manera que obtengamos la rentabilidad de la inversión inicial como mínimo a la mitad de la duración del contrato; para esto, cuando analicemos dicha viabilidad deberá comprobarse el resultado, por ejemplo, del ratio de plazo de recuperación de la inversión.

5) Las posibilidades de rentabilidad. El franquiciador no facilitará información sobre rentabilidad que pueda ser luego utilizada en su contra en posible juicio, pero si puede y debe dar información sobre una situación previsional de pérdidas y ganancias basadas su experiencia previa en tiendas existentes propias o franquiciadas. Para comprobar la veracidad de los datos, se debe contactar con otros franquiciados en zonas similares para conocer de primera mano cómo les va y confirmar si los cálculos de rentabilidad son realistas

6) Las cláusulas de renovación. Se fijará claramente en el contrato si para la renovación se mantienen las mismas cláusulas o cambiarán, pudiéndose establecer, por ejemplo, el pago de un nuevo canon, la reducción de la zona de influencia, el incremento de royalties o nuevas aportaciones para publicidad

7) Las cláusulas de cancelación del contrato. Deben existir para las dos partes y serán claras y equitativas. Si no existieran cláusulas de renovación debería existir un acuerdo sobre una posible compra de activos por el franquiciador. Además, debes tener en cuenta que seguramente existirá una cláusula de no competencia que no puede exceder de un año para ambas partes una vez finalizado el contrato

8) En cuanto a los sistemas de suministro al franquiciado, si esto está contemplado, debe ser cuidadosamente revisad por un lado para garantizar el suministro y que no se produzcan cuellos de botella y que, por ejemplo, el sistema de fijación de precios no realice unilateralmente por el franquiciador

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

One thought on “Todo lo que debes negociar al abrir un franquicia”

Deja un comentario