El secreto del éxito: 33 consejos

La imitación es, desde tiempos inmemorables, una de las principales formas de aprender a hacer cosas y conseguirlas; llevada esta teoría al mundo de los negocios la clave es, sin duda, imitar a aquellos que tienen éxito.

Con esto, recomendamos leer el documento “El secreto del éxito. Consejos prácticos de empresarios europeos”, donde emprendedores de toda Europa plasman sus problemas, inquietudes y secretos, y dan los siguientes consejos a los que empiezan:

-Sé fiel a tu visión y a tus principios, impón tus propias normas y cree firmemente en tu éxito
-Tienes que saber muy bien lo que quieres, y hacer todo lo necesario para conseguirlo.
-Analiza la competencia, elabora una estrategia original, sé diferente, y no te quedes nunca sin dinero: ten siempre preparada una botella de oxígeno financiero, y procura que esté siempre llena.
-Haz que tu trabajo se convierta en tu hobby y en tu vocación: entonces seguro que serás bueno en ello.
-Nunca tengas miedo de los que son más grandes y poderosos que tú. Al contrario, ponte el listón muy alto y mantén siempre la confianza de poder alcanzarlo
-Si quieres sobrevivir, sé prudente con el dinero. Y si quieres crecer, asume riesgos.
-¡Ánimo y adelante! Tienes que sentir realmente una gran pasión y motivación por tu idea para hacerla realidad. Sé honesto contigo mismo y no dudes en buscar asesoramiento
-Tienes que creer en tu proyecto, asumir riesgos y ser audaz.
-Nunca sientas miedo de tus propios sueños e ideas.
-No temas dar el salto y seguir tus instintos
-Conjuga un modelo claro de negocio con un cuidadoso control de gastos
-Elige algo que con lo que realmente vayas a disfrutar, y rodéate de gente que posea diferentes habilidades y virtudes. Pásalo bien y sé valiente.
-No basta simplemente con querer algo, también tienes que ser capaz de hacerlo. Esta profesión requiere mucho trabajo duro, dedicación, esfuerzo e implicación.
-Tienes que pelear y «batirte el cobre». Sé fiel a ti mismo y a la gente que te rodea; dedícate a lo que haces al 100 %, y asegúrate de conocer bien los sacrificios que DEBES hacer para tener éxito, ¡incluso en tu vida privada! Ponte en marcha y trabaja duro y con constancia
-Cree en tu idea. Es lo único que necesitas para hacerla realidad. Sé tenaz y trabaja duro. Recuerda: sólo los salmones muertos siguen la corriente
-Lo más importante es tener una visión y unos objetivos claros, y pensar siempre en positivo.
-Comenzar con arrojo y valentía es tener ganada ya la mitad de la batalla
-¡Adelante y a por todas! Pero: a) tienes que estar seguro de sentir verdadera pasión por tu plan y estima por tus socios, y b) prepárate para los días duros y las situaciones difíciles, que pueden llevarte al límite.
-Piensa duro, sopesa todos los pros y los contras, y lánzate. Es una experiencia vital fantástica, que reporta grandes satisfacciones.
-¡Hazlo! Si tienes fuerza de voluntad y audacia, podrás superar increíbles vicisitudes.
-Sólo tienes que tener muy presente que un fracaso no significa el fin, y que hay que sobrevivir a los malos tiempos
-Tienes que superar el miedo al fracaso; si un proyecto fracasa, el siguiente seguro que tendrá éxito
-Ten siempre fe en ti mismo. No malgastes energía escuchando a la gente que quiera convencerte de que hacer esto o lo otro es imposible, pero tampoco pierdas el contacto con la realidad
-¡Sé humilde, crea un claro valor comercial añadido para tus clientes, reúne a gente con la que te sientas cómodo, planifica a largo plazo, no te rindas, cuida a tus clientes y rinde al 110 % para ellos, elogia a quienes lo merezcan, toma decisiones!
-Sé paciente y consciente de las consecuencias de tu trabajo. Trata a la gente con respecto y sé transparente en todas las actividades
-Sueña a lo grande, trabaja duro, no tengas miedo y sé justo.
-No tengas miedo a enfrentarte a una pequeña oposición. Recuerda que la cometa del éxito vuela por lo general contra el viento de la adversidad, no a su favor.
-Haz sólo lo que te guste y te satisfaga en tu fuero interno. Sólo tendrás las fuerzas suficientes para superar los problemas si crees en lo que haces
-Todo se reduce a ser realista y ponerte unos objetivos alcanzables. Y a trabajar duro, por supuesto.
-Lo más importante es amar tu trabajo y lo que te planteas hacer. Tener objetivos es importante, pero has de estar dispuesto a trabajar duro para conseguirlos.
-¡Lo primero y más importante es tomar una decisión con respecto a lo que exactamente vas a hacer y hasta dónde quieres llegar! Si no lo tienes suficientemente claro, mejor que nunca te pongas a ello.
-Tienes que tener una clara visión de negocio, con productos y modelos operativos sencillos. También es importante crecer de manera estable. Además, si quieres tener buenos empleados trabajando para ti, deberás compartir responsabilidades.
-Cree en ti mismo y en el hecho de que «tú también puedes», con entusiasmo y perseverancia
-No hace falta que empieces con un detallado plan de negocio, más bien trata de
realizar tu visión con todas tus fuerzas

Te gustó este artículo? recibelos en tu email!

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario