"Terminar es la clave de hacer"

Nos ha encantado el post de Think Wasabi sobre lo que nos cuesta muchas veces terminar aquello que hemos planificado de manera rotunda. Quizás sea porque quien esto suscribe -y disculpa la primera persona- tiene dicho problema. La cuestión es que somos relativamente buenos planificando y poniendo en marcha las cosas pero que luego nos cuesta horrores terminar, completar, rematar las mismas. Ya sabes, la mayoría del estrés que sufre la gente no se debe a la cantidad de cosas que tienen que hacer; viene de las cosas que han empezado pero no terminado.

Las pistas que da para que no decaiga nuestra productividad debes leerlas con atención:

-> La regla del 2. Abrir un nuevo frente —una tarea— antes de terminar la anterior multiplica por dos las complicaciones de tus tareas (y más, si además de ti intervienen otras personas)

-> No caigas en la hiperactividad: Una vez se desvanece el frenesí de la acción queda lo que en realidad hay: tareas inconclusas, estrés latente y problemas por resolver seguramente se solapen unos sobre otros.

-> Planificar ni es hacer ni terminar: Ni las reuniones, ni las pizarras, ni los diagramas hacen y sobre todo terminan las tareas. Aquí, lo importante no es participar, sino terminar.

Y una vez hecha la tarea, saborea el éxito de que todo lo que empieza, tiene un final… pero bien trenzado ;-)

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario