Los tres errores de las campañas online

Vallas publicitarias

El reparto de la tarta publicitaria está cambiando de orden. La televisión seguirá siendo la favorita, pero el segundo puesto está ahora muy disputado. En dos años, Internet desplazará con seguridad a los diarios, según Interactive Advertising Bureau (IAB) en España. El último resumen anual de Infoadex adelantaba ya los cambios en la distribución del pastel publicitario en España. En 2009 internet fue el único de los medios convencionales cuya inversión creció, un 4,9%. El resto de soportes registró un descenso superior al 20%. Entonces, la publicidad online se embolsó 654 millones e internet se situó como el tercer soporte publicitario, copando un 11,6% del total. ¿Qué errores se cometen cuando se adopta una campaña -única o paralela- de publicidad en la red?

.- De campaña a presencia. Las agencias, los medios y los anunciantes están acostumbrados a hacer “campañas”: esfuerzos concentrados en el tiempo en el que disparas con todas tus fuerzas como si fuese la toma de una colina. Sin embargo los usuarios están en internet todos los días. Pensar en hacer publicidad en internet con el modelo mental de “campaña” es ridículo. Eso tenía sentido en el pasado cuando la tele, con sus espacios limitados y pocos canales, obligaba a esa actitud casi militar. El esfuerzo de seleccionar sites y hacer acuerdos no se justifica sólo para 2 semanas. Una estrategia eficaz de publicidad online no debe pensar en hacer una campaña sino en conseguir acuerdos estratégicos de larga duración. Negociar presencia de manera presente y permanente en sites que se ajusten a tu negocio. Un site no te va a hacer ni caso si es tan solo un componente pequeño de su presupuesto y sólo vas a estar anunciándote 2 semanas. Es mucho más eficaz concentrar tu presupuesto en los sites adecuados y negociar integraciones de tu oferta de manera permanente a largo plazo que compense al site hacer desarrollos o integraciones a tu medida.

.- De adaptación a creatividad. No falla: un anunciante se gasta cientos de miles de euros en hacer una creatividad super molona para la tele y luego piensa en las “adaptaciones” a prensa, radio, internet, etc. ¿Sabes qué? No funciona. La idea de que alguien va a ver el anuncio en la tele y luego “recordarlo” al verlo en internet es una mentalidad del pasado. El mundo de los usuarios no gira alrededor de tu marca. Hay que pensar en estrategias de publicidad web nativas 100% de internet. Publicidad online que aproveche precisamente las ventajas del medio: la interactividad, la geolocalización, el tiempo real, la microsegmentación, viralidad, etc. La mejor adaptación de una campaña de tele para internet será siempre una chapucilla comparada con una acción de publicidad pensada desde un comienzo desde-para-por internet.

.- De click a branding. El objetivo final de la mayoría de la publicidad consiste en crear una marca con fuerza. Con una buena marca tienes asegurado el futuro a largo plazo y es mucho más difícil competir contigo. Sin embargo me asombra ver que la gente que ha estudiado marketing y ha trabajado en publicidad durante años cuando llega a contratar una campaña de publicidad online parece que instantaneamente se le olvida todo lo que sabe sobre branding y comunicación. Se vuelven gestores de marketing directo. El usuario puede ver una campaña potente, quedarse con una imagen mental de tu marca y simplemente no hacer click. Si mides una campaña por el clickthrough en vez de por cuanta gente la está viendo y quedándose con tu mensaje quizás estarás haciendo un buen marketing directo con un buen retorno de la inversión pero no marca. El día que esos costes de conversión suban tus márgenes desaparecerán. En ese momento si no tienes clientes fieles recurrentes que acudan a tu negocio por tu marca tu negocio habrá desaparecido. Medir es bueno y es reconfortante, pero que algo no sea medible no significa que no exista.

Visto en Jesús Encinar
Foto|ajcelado

Deja un comentario