Los bancos tendrán que triplicar sus reservas

Siguiendo el mandato de los países del G-20 de diseñar un marco regulatorio para el sector bancario que evite nuevas crisis y ayude a las entidades financieras a afrontar futuras pérdidas, el Comité de Basilea -compuesto por los presidentes de los Bancos Centrales- ha alcanzado un pacto que aumenta las exigencias de capital e introduce nuevos requisitos en materia de apalancamiento y liquidez. La medida más significativa del acuerdo es el aumento del nivel mínimo exigido de capital de máxima calidad (acciones y reservas, también conocido como core capital). Del ratio actual del 2%, se pasará a un 4,5% en 2015.

Aparte de los core capital, recursos propios en relación a los activos, en la reunión celebrada en Suiza en el Banco de Pagos Internacionales (BPI), se estableció un colchón de protección que se dotará con el mismo tipo de capital para alcanzar un ratio adicional del 2,5%. Así, en un plazo máximo de ocho años, las entidades financieras de todo el mundo deberán contar con una proporción de del 7%.

Este acuerdo histórico deberá ser ratificado por el G-20 en su próxima cumbre que tendrá lugar en Seúl el próximo mes de noviembre, los días 11 y 12.

Fuente: Nota de prensa

Deja un comentario