Fin del impuesto de la Cámara de Comercio a las empresas

Coma ya comentábamos el miércoles, una de las medidas presentadas por el Gobierno es el final del Recurso Cameral, una contribución económica que llevan años haciendo las empresas a las Cámaras de Comercio, hasta ahora obligatorio y considerado por muchos como un impuesto revolucionario.

Este canon oscila entre el 0,75% y el 0,01% de los beneficios de la empresa (a mayores ganancias, menor es el porcentaje) y supone cerca del 40% de los ingresos de las 88 cámaras que existen en España, las cuales agrupadas en el Consejo Superior de Cámaras de Comercio.

Esta medida supone para las empresas de un ahorro de 250 millones de euros, de los que 90 millones beneficiarán a las pymes; para las Cámaras un futuro lleno de sombras y de reducción de estructura y gastos, algo que tenía que haber sucedido desde hace años sin tener que tomarse una medida de este tipo.

Actualmente las Cámaras recaudaban por tres vías:

  1. Las sociedades que obtubieran un resultado positivo, debían pagar un 0,75% de sus beneficios.
  2. Los empresarios individuales que tributan en el IRPF están obligados a pagar un 1,5 por mil de cuota a la Cámara de Comercio.
  3. Dinero procedente del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para aquellas sociedades que facturan más de un millón de euros

Comienza una nueva era para las Cámaras

Te gustó este artículo? recibelos en tu email!

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

3 thoughts on “Fin del impuesto de la Cámara de Comercio a las empresas

  1. Yanka

    Las Cámaras Comercio no son del comercio sino del MERCANTILISMO. Han contribuído a cerrar miles de comercios. Son las Cámaras de las multinacionales que han saqueado nuestros capitales hacia fuera de España, descapitalizando nuestras ciudades. Son los enemigos del comercio mayoritario y vecinal. Y cobraban cuotas bajo imperativo legal. Que se modernicen. Que se espabilen, como nos dicen a nosotros, los autónomos.

    Reply
  2. ALBERTO RODRIGUEZ

    Me parece bien eso de no pagar obligatoriamente a las Cámaras, pero a mi personalmente los 15 euros que pago al año no me van a solucionar nada, o sea que de rebajas fiscales a las pequeñas empresas nada de nada. Por otra parte en mi localidad los comerciantes vivimos fundamentalmente de un par de industrias, y según me comentan ellos si han participado gracias a la Cámara en promociones en el extranjero, y han conseguido ventas importantes gracias a las que se mantinen. Creo que si esas empresas funcionan tiran de la economía de mi localidad y del comercio, servicios, autónomos, taxis, etc. etc.. Por eso yo si voy a seguir pagando la cuota a la Cámara aunque sea voluntaria, porque creo que promocionan la industria y el comercio aunque yo no reciba ningún servicio directamente.

    Reply
  3. Pingback: El rescate de las Cámaras de Comercio!? - Emprendemania

Deja un comentario