La actividad emprendedora cae un 15,7% en 2010 en España

El Informe GEM 2010 de IE Business School recoge las opiniones de expertos y empresarios que valoran de una forma más negativa que en 2009 la posibilidad de iniciar un negocio. Un 53,3% califica la situación actual como “mucho más difícil” frente al 47,7% del año anterior.

La actividad emprendedora ha caído un 15,7% en España, según refleja el Informe GEM 2010 de IE Business School. Este estudio,que retrata anualmente la situación de los emprendedores en España y en más de 50 países, sitúa a España como uno de los seis países menos emprendedores de los 59 analizados.

A juicio de los más de 600 expertos consultados, en 2010 continuaron deteriorándose las condiciones de entorno para emprender, alcanzándose la valoración media más baja desde 2005. Entre las condiciones del entorno peor valoradas por los expertos están: el acceso de los emprendedores a la financiación; la insuficiente educación y formación específica en gestión en emprendedora, particularmente en las etapas educativas de primaria y secundaria; y las cargas burocráticas e impositivas relacionados con la actividad emprendedora.

Estos resultados constituyen, según los autores, una llamada de atención a los agentes públicos y privados cuya actividad incide en la creación de empresas y debería representar un estímulo para que ambos agentes revisen a fondo aquellos aspectos de su desempeño que puedan suponer un obstáculo al emprendimiento.

En 2010 se aprecia un repunte del emprendimiento potencial, esto es, de la población adulta que tiene intención de emprender en los próximos tres años. Así, el 6,7% de los encuestados declararon su intención de iniciar una nueva actividad frente al 5,5% observado en 2009. Por otro lado, el 1,9% de los encuestados abandonaron una actividad empresarial, cifra similar a la registrada en 2009 (2,0%).

Casi la mitad de los abandonos (48,6%) se debían a la falta de rentabilidad del negocio y casi uno de cada cinco (17,8%) a problemas para obtener financiación. Estos resultados son consistentes con la situación de debilidad de la economía española y con las dificultades de las empresas para obtener crédito. De hecho, un 66% de los emprendedores que cerraron un negocio en 2010 atribuyen este hecho a los efectos de la crisis económica, cuando el año anterior este porcentaje representaba el 56%.

Fuente > Expansion&Empleo

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario