La presión fiscal en España por debajo de la media europea

Si bien es cierto que España mantiene tipos en el IRPF por encima de la media – hay que recordar que el 45% es el tipo máximo en el IRPF que se aplica en España a las rentas superiores a 175.000 euros -, los trabajadores españoles también pagan mucho menos que sus vecinos a la Seguridad Social. Son las empresas quienes soportan la mayor parte de las cuotas sociales.

Así, según los datos de KPMG, un trabajador que gane 74.000 euros brutos soportará una presión fiscal (IRPF más Seguridad Social) del 31,7% cuando la media europea se sitúa en el 35,3%. El empleado español paga solo un 3,7% de su salario bruto a la Seguridad Social, el nivel más bajo de la Unión Europea con la excepción de Dinamarca y el Reino Unido. En cambio, por IRPF tributa a un tipo efectivo del 28%.

Hay que tener en cuenta que al ejemplo propuesto no le afecta la subida de tipos que aprobó el Gobierno ya que solo vincula a rentas a partir de 120.000 euros. Así, a media que aumenta el sueldo, España se acerca a la media de la UE. Por ejemplo, un trabajador con un salario bruto de 222.000 euros, soporta una presión fiscal del 39,2%, solo ocho décimas por debajo del promedio europeo.

Lidera el ranking Bélgica, Francia y Dinamarca, cuyos poderes públicos recaudan más del 50% de un sueldo bruto que supere los 220.000 euros. Alemania y Grecia aplican un presión fiscal similar, en torno al 44%. La diferencia es que mientras el país germano logra recaudar ese dinero, en Grecia, la Agencia Tributaria no es tan eficiente.

Por ejemplo, otros datos interesantes que el 20,8% es el gravamen medio del IVA en la UE. En España se sitúa en el 18%. Y que el 57% es el tipo máximo en el IRPF que aplica Suecia, el mayor de toda la UE.

Fuente > Cinco Días

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario