“Nuestra obsesiva atención por cada detalle, será nuestro ingrediente secreto”

Martin Miller's¿Podemos encontrar el espíritu emprendedor encarnado en un producto? Martin Miller’s Gin -reciente ganadora de dos medallas de oro en los World Spirits Awards- realza su posicionamiento y estrategia de comunicación en un parámetro esencial: es una bebida con carácter para emprendedores.  Nacida en 1998 y de origen inglés, desde la destilería, ubicada en Birmingham, Martin Miller’s viaja hasta un pequeño pueblo de la costa oeste de Islandia donde se mezclará con el agua de los glaciares, considerada la más pura del Ártico, para crear ‘Ginspiration‘. Su creador, de nombre homónimo, y antiguo experto en antigüedades de Londres, afirma que “en los lugares más extraños, es posible encontrar la inspiración y las nuevas ideas (…) el resto lo pone la locura, la pasión y el trabajo duro. Ese es el secreto“.

Estamos ante la ginebra creada por emprendedores en busca de la excelencia para que otros emprendedores podamos disfrutarla en nuestros momentos más especiales o celebrando nuestros éxitos empresariales. De un tiempo a esta parte, la usamos para afterwork, especialmente los viernes, creando un ambiente especial para cerrar negocios. Como algunas veces hemos contado, hay acuerdos que se terminan no en una mesa ovalada pero sí tras una copa.

Cata

Tuvimos la fortuna de asistir a una cata online exclusiva, una acción de marketing muy de agradecer en tiempos de recortes para los planes de comunicación. Así, pudimos entender que los secretos del mejor acompañamiento para esta ginebra son el frío, la copa y cómo cortar la lima. El enebro hará el resto. Después de realizar la cata en sus tres fases (visual, olfativa y finalmente en boca) entendimos que el alma de Martin Miller´s Gin reside en cada uno de los ingredientes botánicos cuidadosamente seleccionados para su elaboración.

¿Qué contiene?

La ginebra Martin Millers se destila al modo tradicional y, como el whisky de malta, por tandas. En su composición, además de bayas, hierbas, raíces y especias, encontramos naranja, piel de limón, canela, cilantro, regaliz y nuez moscada, componentes a lo que se une -como decíamos- la pureza del agua de Islandia. El resultado es una ginebra extremadamente suave y limpia al paladar, con notas sobresalientes de cítricos y de enebro. Acompañándola con una buena tónica podemos preparar un exquisito gin tonic.

Deja un comentario