Análisis: subida del IVA e impuestos especiales en 2013

IVACuadrar las cifras de déficit españolas con las exigencias de Europa, que marcan el 3% del PIB como barrera límite para 2013 es la obsesión que persigue a Mariano Rajoy. La receta del Ejecutivo pasa por incrementar los impuestos al consumo, lo que implicaría una subida del IVA y de los llamados Impuestos Especiales (alcohol, tabaco, hidrocarburos y electricidad) para recaudar 8.000 millones de euros. El mayor problema en un contexto de crisis es que dichos incrementos pueden contraer la economía española además de que afectan por igual a todos los ciudadanos independientemente de su nivel de renta. Aunque Bruselas ya tiene conocimiento de expectativas macroeconómicas hasta 2015 -en las que el paro seguirá rondando el 22.3%- en España no se presentarán y se detallarán hasta que lleguen los nuevos Presupuestos, en septiembre. ¿Por qué 2013?

La sospecha principal es que el Ejecutivo cree que para entonces habrá ligeros signos de recuperación económica y, por tanto, aumentar el tipo del IVA será menos lesivo que hacerlo en el escenario actual. Es complicado hacer una estimación real cuando se prevén tasas de crecimiento del PIB negativas todo este año, que irán moderándose hasta pasar a positivas a partir del segundo trimestre del próximo. En cualquier caso, vienen años muy duros, los ajustes durarán toda la legislatura máxime, como decimos, si se espera que el paro mantenga un nivel tan alto en el cuarto año de Rajoy en el poder y justo antes de las elecciones.

Grecia, Portugal e Irlanda son ejemplos de economías que no han podido -ni pueden- con las recetas de ajuste sin demasiada apuesta por el crecimiento de la Unión Europea. Cierto es que estas políticas estructurales necesitan tiempo para poder ver sus frutos. ¿Aguantará el equilibrio social dicha austeridad?

Deja un comentario