¿Por qué el paro registrado en el INEM es diferente al dato de la EPA?

5,6 millones de personas frente a 4,7, son dos cifras lo suficientemente diferentes como para preguntarse de dónde proviene ese margen.

Desde 2005, el dato de desempleo que arroja la EPA es superior al que ofrece el INEM.

La primera es el número total de parados en España en el primer trimestre según el Instituto Nacional de Estadística (INE), un dato que se publicó la pasada semana a través de la Encuesta de Población Activa (EPA).

El segundo es el número total de desempleados a finales de abril según las cifras de paro registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (antiguo INEM). ¿A qué se debe la diferencia? Básicamente, ambas estadísticas no miden lo mismo.

¿Qué mide la EPA?

La EPA es una encuesta telefónica a 60.000 familias con personas en edad de trabajar. Es un sondeo empleado de manera armonizada en todos los países de la Unión Europea que mide no sólo el número de desempleados, sino también la población activa y la ocupada. Para la EPA, un desempleado es aquella persona que quiere trabajar y busca activamente empleo.

La población parada incluida en la EPA comprende a las personas entre 16 y 74 años que cumplen simultáneamente los requisitos de no tener empleo por cuenta propia o ajena en la semana anterior a la de la encuesta, buscar empleo en las cuatro semanas anteriores a la entrevista y estar disponible para trabajar en el plazo de las dos semanas siguientes.

¿Qué mide el paro registrado?

Los Servicios de Empleo tienen en cuenta el número de personas que están registradas en las oficinas del antiguo Inem a finales del mes previo. Excluye a ciertos colectivos demandantes de empleo -conocidos como ‘Denos’-, como los que buscan su primer empleo durante o tras finalizar sus estudios, trabajadores beneficiarios del subsidio agrario o personas apuntadas a cursos de formación de los Servicios Públicos de Empleo.

También aquellos demandantes que solicitan un empleo para un período inferior a tres meses o las personas que buscan un trabajo con una jornada inferior a veinte horas semanales.

Además, no todos los parados están inscritos en una oficina de los Servicios Públicos de Empleo ya que la obligatoriedad de la inscripción se limita a los casos en que el desempleado tiene derecho a percibir alguna prestación por desempleo o beneficiarse de las medidas de políticas activas de empleo. De este modo, puede haber parados que no estén inscritos en el INEM y que aparezcan reflejados en la EPA.

Estas dos diferencias son las que provocan que el número de parados que arroja la EPA y el del Inem sean diferentes. Si al dato de paro registrado en las oficinas autonómicas de Empleo se sumaran el resto de colectivos de demandantes de empleo, la diferencia sería menor. Desde 2005, el dato de desempleo que arroja la EPA es superior al que ofrece el INEM.

Fuente > El Mundo

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario