10 razones por las que el emprendedor debe patentar

Muchos emprendedores oyen la palabra patente y les parece algo lejano y en algunas ocasiones no se dan cuenta que las patentes pueden permitir al emprendedor defenderse más y mejor frente a los competidores, encontrar financiación, negociar con terceros su tecnología o explotarla directamente con seguridad, tener información cierta de por dónde se están moviendo las tendencias en su sector y tomar decisiones que comercialmente le permitan maximizar sus beneficios, por ello les presentamos estas diez razones por las que deberían patentar:

  1. Sólo las patentes generan derechos exclusivos a favor de su titular con los que poder negociar, ya que además tienen un valor económico per se que se puede cuantificar.
  2. Si el objetivo de todo emprendedor es crecer y fortalecerse en el mercado, no puede asumir el riesgo que supone no proteger sus activos, porque cuando su empresa se consolide, necesitará defenderse de sus competidores y para ello necesita tener patentes que protejan su innovación.
  3. No hay ninguna alternativa que garantice los derechos del emprendedor si éste decide no proteger sus invenciones a través de patentes. La alternativa a las patentes son los secretos industriales, y estos son muy difíciles de mantener en una empresa que está creciendo, en la que la entrada y salida de personal es continua, y que además para consolidarse en el mercado necesita dar difusión y divulgar al menos parte de su know how.
  4. Los inversores a los que antes o después acudirá el emprendedor para hacer crecer su empresa, necesitan tener garantizada la exclusividad del negocio por el que están apostando y esto sólo se consigue mediante el registro de sus patentes en las oficinas correspondientes.
  5. Existen despachos profesionales del sector de las patentes, las Agencias de Propiedad Industrial, que pueden ayudar a cualquier PYME a obtener patentes sólidas y a utilizar la estrategia territorial más económica y adecuada a sus intereses, evitando desembolsos innecesarios y racionalizando el gasto en extensión internacional de patentes para acompasarlo a su crecimiento real.
  6. Con las invenciones protegidas por patente, el emprendedor puede acudir incluso directamente a las entidades bancarias a buscar financiación para su proyecto.
  7. Existen ayudas de distintas entidades (OEPM, ICEX, CDTI, etc) que tratan de fomentar la protección de las invenciones vía patente y que cubren en todo o en parte, algunos de los gastos más elevados de una patente como son las traducciones de los documentos a otros idiomas, en algunos casos parte de los honorarios de los agentes de Propiedad Industrial o las tasas por extender dichas patentes fuera de España.
  8. Las patentes son instrumentos clave en la estrategia de internacionalización de una PYME, porque le dan la protección que necesita para poder negociar con potenciales distribuidores o fabricantes de otros países, garantizándose que no le van a copiar, y si lo hacen, teniendo asegurada la defensa.
  9. El emprendedor dueño de una patente puede obtener rentabilidad directa y por tanto un retorno económica de la misma por dos vías, o bien, explotándola directamente en aquellos países que le resulten estratégicamente interesantes, o bien licenciándola o vendiéndola en aquellos países que por su lejanía, no le resulten atractivos al emprendedor.
  10. El seguimiento y vigilancia de las patentes de las empresas del entorno del emprendedor o de sus competidores más directos, permite a los emprendedores conocer los intereses estratégicos y comerciales de estos, ayudándoles en la toma de decisiones bien para competir con ellos o bien para diferenciarse.

Fuente > Ideal.es

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario