15 fráses típicas para los emprendedores

En cualquier esquina te puedes encontar un tópico, abres un sobre de azucar y en el dorso, quieras o no, puedes leer cualquier cosa de Woody Allen; pues al emprendedor le pasa lo mismo, le dan inumerables sobres de azucar cuando tiene una idea en la cabeza, esto es que el mundo del emprendimiento está lleno de consejos y frases hechas que no tienen por qué ser ciertas. He aquí algunos ejemplos:

1.-  “Piensa en grande; hay que actuar a nivel global”. Es una gran frase, pero no (siempre) tiene por qué ser así. Si te has propuesto crear un producto que revolucione el mundo, efectivamente, tendrás que pensar en grande. Pero si tus necesidades realmente no eran tan exigentes y tus aptitudes no eran tan numerosas, quizá te la pegues y te acabes frustrando.

2.- “Ser el primero es imprescindible”. En ocasiones se dice que, si eres el primero en traer un modelo de producto o negocio a tu país, serás el que se lleve el gato al agua. Llegar el primero ayuda, qué duda cabe, pero lo importante es la gestión. Puede que otro haya llegado antes que tú, pero tú lo sepas hacer mejor. Lo importante no es llegar el primero, sino llegar bien.

3.- “Si no tienes competencia, mejor”. En conexión con lo anterior. A lo mejor tener mucha competencia te echa para atrás, pero piensa que, si hay más gente haciendo lo mismo que tú, es porque funciona y hay nicho. Lo que debería preocuparte es que nadie haga lo mismo.
4.- “El mercado no estaba preparado para un producto tan innovador”. En conexión con las dos anteriores. Es probable que hayas lanzado en tu país algo que aquí todavía no puede triunfar, pero a menudo esta frase se convierte en una excusa para justificar tu fracaso. Quizá el mercado sí estaba preparado, pero tú lo has hecho mal.

5.- “No te asocies con tus amigos”. Quizá sea la frase más cierta. Emprender con amigos no solo puede ocasionarte una bancarrota (igual que sin ellos), sino también varias amistades. Sin embargo, el problema no es que tus socios sean amigos, sino que esos amigos no sean lo suficientemente buenos profesionalmente y pretendas suplir esa carencia con la buena relación que tenéis. No busques amigos que sean socios, sino socios que puedan llegar a ser amigos.

6.- “Para emprender a lo grande, tienes que irte a Silicon Valley”. Está claro que Silicon Valley te dará un flujo inmenso de oportunidades. Sin embargo, no sale barato irse allí. No te obsesiones con hacer las Américas y piensa si te sale rentable ese desembolso o si tiene realmente sentido irse allí.

7.- “Busca financiación antes de lanzarte”. Lo ideal, evidentemente, es conseguir financiación antes de salir, pero, a menos que seas un emprendedor conocido, no te resultará fácil. Si tu producto no es demasiado caro, prueba a lanzar tu producto. Si funciona, quizá entonces lleguen los inversores.

8.- “Si en Estados Unidos no funciona, aquí tampoco”.
Esta frase la escucharás, sobre todo, de posibles inversores. Intentar comprobar que algo ha funcionado en otros países antes que en España no es una mala estrategia, pero tampoco es un mandamiento. Cada país tiene su idiosincrasia; las cosas que no funcionan fuera, quizá funcionen en España (y viceversa).

9.- “No gastes mucho dinero en sueldos; ofrece acciones a cambio”. Es una práctica que se suele aplicar mucho a la hora, sobre todo, de contratar programadores, a los que cautivar con tu sensacional idea. Sin embargo, un programador sabe mejor que nadie que una idea sin implementar, vale cero, y no tiene por qué compartir tu pasión y tu trabajo a cambio de unas acciones que podrían no valer nada. Si quieres un buen empleado, págale como Dios manda.

10.- “Cuando emprendes, tú eres tu propio jefe”. Esto puede ser verdad… o ser la mayor mentira del mundo. Dependiendo de tu modelo de negocio o tu sector, no tendrás ningún jefe o tendrás 300. Tus proveedores, tus clientes, tus socios, tus inversores… A veces tendrás más jefes de los que te gustaría.

11.- “El networking es imprescindible; ve a todos los eventos que puedas”. Efectivamente, es importante dejarte caer por eventos en los que relacionarte con inversores, clientes u otros emprendedores. Sin embargo, no vayas absolutamente a todos, intenta seleccionar los que más te convengan. Si te pasas todo el día fuera de la oficina puedes parecer un profesional de los eventos. Y eso no te dará buena imagen.

12.- “Los emprendedores son los únicos que levantan el país”. Esta frase, además de pretenciosa, es falsa. Los emprendedores son los que levantan las cifras de empleo y crean riqueza en nuestro país, pero tampoco es necesaria una alfombra roja. Cada cual hace su parte: recuérdalo la próxima vez que tengas que ir a un hospital o que tu hijo vaya al colegio.

13.- “El que vale, emprende; el que no, trabaja por cuenta ajena”. En conexión con lo anterior, otra frase pretenciosa. Es maravilloso que solo concibas tu vida emprendiendo, pero los demás no tienen por qué pensar lo mismo que tú. Hay excelentes profesionales a los que no les da la gana emprender y, sin embargo, hacen un trabajo excepcional dentro de las empresas.

14.- “No puedes hacer cien proyectos a la vez; tienes que centrarte en uno”. Desde luego, sería lo ideal, pero si crees que con tu primer proyecto te harás rico, seguramente te la pegues. Cuando emprendes, hay un porcentaje de probabilidad bastante alto de que la cosa no funcione. No des la espalda a otros posibles proyectos.

15.- “Lee libros que te motiven”. No, por Dios, no lo hagas. Los títulos del tipo ‘Diez consejos para tener éxito’ o ‘La fórmula para hacerte rico’ deberían estar desterrados de tu biblioteca. Si quieres leer libros motivacionales, que sean títulos serios y escritos por gente que haya emprendido.

Fuente > El Confidencial

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

One thought on “15 fráses típicas para los emprendedores”

  1. Estoy de acuerdo con todo menos con ser primero, no por ser primero sino por concretar la idea, es
    fundamental, eso diferencia a un emprendedor de un soñador

Deja un comentario