Crear tu empresa con un euro: Cómo funciona en Holanda

El otro día comentábamos que el Gobierno está estudiando la posibilidad de crear Sociedad con sólo un euro de capital social, pues hoy echaremos un vistazo a un país donde está instaurada esta misma medida, Holanda, aunque hay que destacar que no sabemos si nos va a funcionar igual, ya que hay ciertos problemas de base que lo mismo la hacen fracasar: la ética empresarial, la educación, la  corrupción, el arraigo al dinero negro, el fraude generalizado, pero bueno veamos como funciona.

Hay ciertos aspectos destacables que sea bueno que nos fijemos en Holanda, donde está implantada esta medida donde el capital social mínimo para constituir una sociedad de responsabilidad limitada en Holanda es un euro, las claves son:

  • El carácter abierto de los holandeses y una cultura proclive a investigar nuevas tendencias son algunos de los alicientes para emprender y tener éxito lo que hace que todo aquello que alimente el ecosistema emprendedor funcione.
  • Holanda es uno de los países más pequeños. Con una superficie de casi 42.000 metros cuadrados, acoge a una población de 16 millones de habitantes. – El idioma oficial es el neerlandés, de origen germánico. Aunque casi todos los holandeses hablan inglés, conviene que presentes tu empresa online en la lengua original. Te agradecerán esa cercanía.
  • La escritura de constitución de un negocio registrado en Holanda puede ser firmada por el representante a través de un poder.
  • La sociedad de responsabilidad limitada puede ser creada por una o más personas, físicas o jurídicas, debe tener un director y sede. El capital social mínimo es un euro.
  • Una o más personas físicas o jurídicas pueden crear también una sociedad anónima. Ésta debe contar con un consejo de administración, otro de supervisión y una sede. El desembolso inicial para crear este tipo de empresas es de 45.000 euros.
  • Cualquier compañía extranjera tiene derecho a establecer sucursales en Holanda; separadas de la empresa matriz o como una extensión de ella.
  • Para que una organización sea considerada residente y tenga los beneficios del sistema tributario holandés está obligada a contar con un domicilio social y a designar a un director local, ambos suministrados por una fundación neerlandesa.

Fuente > Expansión

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario