El ‘niño emprendedor’ británico abre su tercera empresa con 9 años

HenryPattersonHenry Patterson comenzó su primera aventura empresarial con siete años. Actualmente, ha abierto una tienda de chucherías online que ya ha recibido más de cien pedidos.

El emprendedor británico más joven abre su tercera empresa a la temprana edad de nueve años. Henry comenzó su primera aventura empresarial con siete años, vendiendo sacos de estiercol a un libra. Más adelante, el nilo abrió una tienda en eBay donde vendía cosas compradas a tiendas de caridad, logrando unos beneficios de 150 libras. Ahora, ha abierto una tienda de gominolas online, llamada Not Before Tea (No antes del Té).

Ya ha recibido más de cien pedidos y ha alcanzado los beneficios esperados previstos para el primer mes (10 libras) en la primera semana. El niño, que ha creado su propio logo y dirigido la campaña de marketing, es un experto en hojas de cálculo, márgenes y tasas comerciales.

Orgulloso, Patterson reparte sus tarjetas de visita en las que se define como “director creativo” entre sus compañeros de la escuela Swanbourne House School en Buckinghamshire. Y ya tiene planes de futuro. Espera dirigir su propia película después de escribir el guión y que estará protagonizada por los personajes de su tienda de chucherías. Patterson se ha asociado con su madre, Rebecca, que tiene una confitería online.

El padre de Henry, Julian de 52 años y experto en marketing. El niño indica que “comencé a tener ideas empresariales a los cinco años. Comencé a vender abono y me encantó, aun cuando olía un poco mal. Mis amigos no podían creerlo cuando abrí la tienda de chucherías. Pero no creo que estuviesen realmente sorprendidos porque he tenido otros negocios antes. Nadie sabe mejor las chucherías que quieren los críos que un niño. Simplemente adoro mirar los productos frente a mi. La mejor parte de la tienda de chucherías es que pruebo totas esas gominolas. Mis favoritas son las clásicas regalices. Pongo el 5% de lo que gano en mi cuenta de ahorro y trato de invertirlo en cosas para el negocio. Quiero intentar y sacar adelante más negocios después de este. He ideado una película sobre un renacuajo que no sabe nadar. Creo que me gustaría ser un director de cine cuando sea mayor”.

Henry ha creado toda una historia alrededor de las golosinas que vende en torno a dos personajes principales: Sherbet y Pip. Los envases de sus dulces incluyen plumas para que los niños puedan dibujar o pegatinas que sirven como premio para que los padres se lo den a sus hijos si se lavan los dientes por las noches.

Patterson indica: “pensé que no quería hacer solamente golosinas y entonces se me ocurrió de lo de Sherbet y Pip (…)pensé que deberíamos tener una historia pareja a la tienda”. Luego explica que “odio limpiarme los dientes después de comer caramelos pero adoro conseguir pegatinas en el dentista, así fue como se me ocurrió”.

Su madre es gerente de relaciones públicas que creó su web (Sherbetpip.co.uk) como parte de un programa con el Consejo del Condado de Bedforshire que muestre a la gente joven lo fácil que es comenzar un pequeño negocio.

Rebecca Patterson, de 39 años, indica que “Henry tiene una mente empresarial y piensa que este negocio es el comienzo de otras aventuras. Él podría decir cuánto cuesta cada cosa y cuanto vale incluírlo todo en un bote. Tiene tres metas. Una es conseguir diez libras (mensuales) de su negocio-lo que ya ha conseguido-. Otra es conocer a David Walliams y la otra es ver cómo sus productos se venden en una gran tienda”. Además, asegura que Henry “planea mantener activo este negocio hasta que cumpla los 16 y todo el dinero que haga irá al banco para comenzar un nuevo negocio. Estoy realmente orgullosa de él. Pero esa es simplemente su modo de trabajar. Me llama desde el colegio y me pregunta si la web está activa. Pero la única cosa que no tiene permitida es meter las golosinas dentro de los botes por la higiene, la salud y la seguridad. Si quiere tener su propio dinero, tiene que salir a intentarlo y ganarlo por sí mismo”.

Fuente > Intereconomia

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

One thought on “El ‘niño emprendedor’ británico abre su tercera empresa con 9 años”

  1. Esto es como los reyes magos; en realidad son los padres. El nene es el reclamo de marketing.

Deja un comentario