Consejos para encontrar un buen dominio para la web de tu negocio

El emprendedor muchas veces se preocupa por tener un nombre para su proyecto empresarial, sin preocuparse porque este coincida con el de su dominio web, cuando debe intentar hacer las dos cosas a la vez. Una vez definida una primera propuesta de marca lo primero que se debe hacer es buscar el dominio que coincida con el nombre de la marca tal cual, aunque no siempre están disponibles los que interesan más, el “.com” y, en España, “.es”.

¿Qué se puede hacer en esta situación para encontrar un buen nombre de dominio para la marca? ¿Qué puedo hacer para comprar el dominio de mi negocio en Internet si no soy un experto?

Primeros pasos para encontrar un buen dominio para una marca

Lo primero que hay que hacer para registrar el dominio es dirigirse a un buscador de nombres de dominio que indique el estado y disponibilidad de los mismos. Para una empresa con negocio en España, se recomienda adquirir al menos los dominios “.com” y “.es”. Si existe negocio en el extranjero, no estaría de más también adquirir el dominio local de cada país en los que se trabaje, ya que esto genera confianza en los clientes y es bueno de cara al posicionamiento en buscadores de Internet locales.

El organismo oficial que gestiona en España los dominio “.es” es Red.es, siendo su buscador de dominios un buen punto de partida para ver su disponibilidad. Basta con teclear el dominio en su caja de búsqueda y el sistema devolverá los resultados para el dominio de primer nivel (.es) y para los subdominios de segundo nivel (.com.es, .nom.es, etc.). El que interesa más es el “.es”, siendo el resto prácticamente irrelevantes para una pyme nomrmal y corriente.

Si lo que se quiere es buscar un dominio “.com”, se debe acudir a un buscador diferente, ya que el de Red.es no ofrece información sobre la disponibilidad de estos dominios. Para ello podemos ir al sitio web de algún proveedor (Dinahosting, Acens, Arsys) y proceder a buscar de la misma forma que el “.es”. En cualquier tipo de dominio, hay que comprarlo por un período de tiempo, siendo el mínimo de un año. Cuanto mayor sea el plazo, más barato suele resultar.

El nombre de dominio deseado no está disponible, ¿qué puedo hacer?

Que el nombre de dominio no esté disponible es algo que suele ocurrir a menudo. A veces la coincidencia del nombre de empresas o marcas lleva a que el primero que lo registra se lo queda y, el que llega más tarde, se queda sin el dominio deseado. Sobre propiedad intelectual y marcas hay legislación que permite en algunos casos que el legítimo propietario pueda hacerse con el nombre de dominio de su marca cuando éste esté ocupado, pero esto supone meterse en líos con abogados y asesores que puede que no le interesen a tu negocio.

Si el dominio está ocupado, se pueden buscar alternativas variando el nombre hasta encontrar uno que esté disponible. No siempre resulta sencillo, pero hay técnicas que ayudan:

  • Si la marca contiene varias palabras, probar a eliminar alguna de ellas sin que quede mal el nombre. Por ejemplo un artículo (“la”, “el”, etc.) o una preposición (“de”, “y”, etc.).
  • Añadiendo un prefijo al nombre de dominio deseado. Cuanto más pequeño, suele dar mejor resultado, siendo un monosílabo lo ideal. Puedes inventarte tú uno o usar alguno de los 5.000 más comunes (vía Domisfera). Con una hoja de cálculo y algo de mano para combinar celdas, puedes construir fácilmente las opciones para los prefijos con tu nombre de marca y probar en un buscador que permite lanzar varias consultas, como el del proveedor GoDaddy.
  • Lo mismo pero añadiendo un  sufijo.

A la hora de definir un nombre de dominio debe evitarse que sea demasiado largo (la gente tendría dificultades para teclearlo y para recordarlo); no es bueno que contenga caracteres extraños (ojo con la “ñ” para negocio internacional, los teclados extranjeros no la traen de serie). Los puntos y los guiones, aunque son caracteres sencillos, pueden complicar mucho a los usuarios recordar el nombre, dificultando el acceso al sitio. Tampoco conviene que el dominio contenga prefijos o sufijos como el año en curso porque con el cambio de año se podría ver como algo obsoleto. Usar nombres de otras marcas, es algo que podría acarrear problemas legales en el futuro, por lo que también deben evitarse.

Si te pierdes, pide ayuda a un experto

No siempre es sencillo y se dispone de tiempo como para hacer un análisis del nombre de dominio que más conviene. El “naming”, que es como se llama a la labor de originar nombres de dominio, no es una tarea sencilla y dependiendo de las restricciones que se impongan puede resultar una labor sencilla o verdaderamente compleja.

Profesionales expertos en estas tareas, hoy en día los hay en todas partes, así que no está de más acudir a uno si la cosa no sale a la primera. Un buen profesional de naming puede encargarse de elaborar un estudio y recomendar, no sólo un buen nombre, sino aquél que desde el punto de vista del posicionamiento pueda resultar más interesante para la marca.

Fuente > Blog Sage

 

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario