¿Que indicadores controlar en la gestión de mi nueva empresa?

Si vas a montar tu negocio deberías estar familiarizado con el concepto de indicadores de gestión y el cuadro de mando. Y es quesi no sabes como vas, no puedes tomar acciones ni mejorar nada. Al contrario, tener indicadores permite tomar decisiones que acaban teniendo resultados positivos.

En este sentido, un buen consejo para cualquier emprendedor es que el mejor momento para establecer lso primeros indicadores de gestión de su empresa es al principio – se irán mejorando con el tiempo y el rodaje -, y no esperar a que la empresa crezca.

¿Cómo elegir los indicadores de gestión?

En primer lugar, para ser eficaz tienes que limitarte a un pequeño grupo de indicadores.

¿Y cuales son los que deberías seleccionar? Bob Parsons (fundador de Go Daddy) te da una pista: “mide todo lo que es importante”. ¿Demasiado obvio? Quizás, pero no deja de ser cierto. Tienes que centrarte en los aspectos más relevantes de tu negocio, sean económicos o no.

Como puedes imaginar, aparte de algunos datos económicos muy estándares (ventas, beneficios, etc.) cada negocio tiene sus especificidades, y por lo tanto indicadores propios. Tienen mucho que ver con el modelo de negocio de la empresa.

El indicador es el reflejo de la gestión

A la hora de determinar los indicadores para tu negocio, tienes que tener claro que los que elijas puedan ser relacionados directamente con la responsabilidad de una persona o de un equipo. No significa que el grupo responsable sea el único que pueda influir sobre los resultados, pero sí que debería ser quien más impacto tiene sobre esos datos.

También tendrás que tener algunos indicadores generales que sean el resultado del trabajo conjunto de la empresa (y responsabilidad tuya como promotor del proyecto).

Algunos ejemplos de indicadores según las funciones

Área comercial

Puedes elegir referencias relacionadas con la facturación (unidades, cifra de negocio), con los márgenes (precio de venta, margen unitario, margen porcentual), con la captación de clientes (tasa de conversión, coste de adquisición, lifetime value de un cliente), u otros muchos datos.

Área financiera

Puedes seguir por ejemplo el retorno de la inversión (ROI), tu generación de cash, los impagados, los gastos, el capital empleado, y otro largo etc.

Recursos humanos

En este caso, te interesará entre otras cosas medir la rotación de personal, los gastos de formación, la evolución de los sueldos, el ausentismo, los accidentes de trabajo

Calidad

La satisfacción de tus clientes también es un tema importante, por lo que tienes a tu disposición indicadores como el número de reclamaciones, resultados de encuestas de satisfacción, datos de actividad del servicio post venta, etc.

Área de producción

En el caso de las empresas industriales, la producción es por supuesto estratégica, por lo que serán necesarios indicadores para medir el volumen de producción, la productividad, el rendimiento, los productos defectuosos, las horas extras, etc.

Otras áreas

Probablemente te puedan interesar tener indicadores de logística (rotación de stock, disponibilidad de producto, plazos de entrega), de medioambiente (volumen de residuos, tasa de contaminantes), informáticos (rendimiento del sistema, volumen de datos, incidencias resueltas), o de cualquier otro departamento o función relevante para tu actividad.

Como puedes ver, es muy fácil acabar teniendo una lista demasiado larga de indicadores, por lo que tendrás que hacer un ejercicio de síntesis para elegir los más importantes y que puedas medir con facilidad.

Acceso a los datos

Dependiendo de tu negocio, tendrás un acceso más o menos sencillo a los datos que quieras medir. En el comercio electrónico, por ejemplo, dispones por diseño de una gran cantidad de información. Sabes con precisión cuantas veces ha aparecido un enlace a tu web en los buscadores, las redes sociales o las campañas de publicidad. También sabes que porcentaje a decidido visitar tu sitio, como han navegado en tu página, lo que han mirado, cuantos han comprado, a que importe, etc.

En otros negocios, no tendrás tantos datos. Por ejemplo, en una tienda física es más difícil que sepas con precisión cuantas personas pasan delante de tu vitrina. Aunque sea un poco más fácil (podrías poner un contador), tampoco es tan evidente que sepas cuantas personas entran diariamente en la tienda. Sin embargo, a partir de la venta tendrás datos similares a los de la tienda online.

¿Por qué un cuadro de mando integral?

Está muy bien tener una lista de datos que vas a seguir, pero para tener una verdadera visión del negocio necesitas un cuadro de mando. Muchas veces se usa la comparación con un coche, y ciertamente es un ejemplo muy acertado.

Supón un momento que tu empresa es un coche. Has encontrado los indicadores más importantes (velocidad, revoluciones, kilómetros recorridos, reserva de gasolina, indicadores de fallos, etc.) ¿Les vas a repartir en diversos sitios del habitáculo? Unos frente al conductor, otros frente al pasajero, algunos en la parte de atrás… Evidentemente, no. Quién tiene que verlos es el conductor, por lo que esos indicadores están agrupados frente a él, de manera muy visible, y con el objetivo de que quien conduzca pueda seguirlos de un vistazo, y seguir prestando toda su atención a lo que realmente importa: la conducción.

Sucede exactamente lo mismo con la empresa. El objetivo es que la persona a cargo se dedique a desarrollar la empresa, y el cuadro de mando debe ser una herramienta muy sintética, que le permita saber en cualquier momento donde se encuentra. Lo ideal es que en una sola hoja puedas hacerte una opinión de cómo marchan las cosas.

Características de un buen cuadro de mando

  • Estar orientado a los objetivos principales de la compañía.
  • Medir evoluciones más que ser una fotografía del momento.
  • Ser sintético, fiable y preciso.
  • Poder ser entendido por todos.
  • Ser más gráfico que numérico (más visual).
  • Su coste de elaboración (en tiempo y dinero) tiene que ser razonable comparado con el valor añadido que aporta.

Fuente > Crearmiempresa.es

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

2 thoughts on “¿Que indicadores controlar en la gestión de mi nueva empresa?”

  1. Ramón dice:

    Hola,

    Si es cierto que has mencionado un buen número de indicadores interesantes me ha extrañado que ninguno de ellos tenga que ver con el entorno competitivo o de mercado en el que se desarrollan las actividades de la empresa.

    Si tenemos en cuenta que el 90% de la información relevante se genera fuera de nuestra empresa ¿por qué no incluir indicadores que nos aporten esta información?

    Es cierto que a día de hoy disponer de indicadores de actividad internos es muy importante para la eficiencia del negocio pero al final del día, todos sabemos que las oportunidades y amenazas están fuera de nuestra empresa y esto también es necesario poder gestionarlo.

    Creo que para completar el articulo seria bueno incorporar a Indicadores del entorno competitivo como el número de los competidores, los cambios legislativos, precios de productos, nuevos desarrollos tecnológicos en la industria etc…

    De esta forma podríamos hablar también un cuadro de mando integral del entorno.

    Se trata de una sugerencia en cualquier caso es un buen artículo.

    Saludos

  2. Marta dice:

    Pues sí, efectivamente hay que tener en cuenta una serie de factores antes de montar un negocio y no lanzarse a la aventura sin plantearlo todo lo máximo posible. Gracias por el artículo.

Deja un comentario