5 razones por las que dejar que tus empleados usen las redes sociales

El dilema de si es bueno o malo de que los empleados utilicen las redes sociales o simplemente naveguen por Internet, siempre está presente en el empresario y va a ir en función del pensamiento de éste o la cultura que quiera transmitir en su negocio al permitirlo o no.

En este caso vamos a intentar buscar cinco razones por la que debas permitir el uso de las redes sociales y de Internet en el puesto de trabajo:

1. Permitir la entrada de redes sociales en las empresas puede ser un buen método para vincular a los empleados con el negocio y que se sientan parte activa de la organización sin que haya que realizar desembolso económico alguno.

2. Un estudio elaborado por Evolv ha concluido que como norma general los empleados que utilizan las redes sociales presentan mayores índices de productividad e incluso afirman que cuantas más redes sociales se utilicen más productividad alcanzará ese trabajador.

Y es que, en concreto, el estudio determinó que aquellos empleados que se conectaban a Facebook, Twitter, LinkedIn o Pinterest, por ejemplo, eran más efectivos al tratar con las llamadas de los clientes y lograron más ventas que los que no tenían presencia en redes sociales. Por tanto, no tengas miedo a que tus empleados naveguen por Internet, si te encuentras a un empleado en un buscador consultando términos como hacer tal cosa en Linkedin, hastag de interés, publicar gratis, no te preocupes, solo hazlo si baja su productividad.

3. Cierta libertad en el uso de redes sociales e Internet puede ser un buen caldo de cultivo para que se genere un ambiente proactivo, de uso de la tecnología y un germen de dinámicas de mejora e innovación en empresas tradicionales

4. La entrada de estas herramientas pueden transmitir confianza en el trabajo y en el buenhacer de los empleados, así como un buen indicador de la responsabilidad de los mismos, al poder comprobar si abusan de la dicha confianza brindada. Asimismo, produce una mezcla interesante por encima de las jerarquía de los organigramas tradicionales de las empresas, ya que ponen a todos los empleados en el mismo nivel y en el “mismo sitio”

5. Dos de cada tres trabajadores que están implicados con su trabajo y su empresa actúan como prescriptores de la marca en Internet y la pueden recomendar en redes sociales, con los beneficios que eso supone para esa compañía, tal y como se recoge en una investigación elaborada por el Madison Performance Group.

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario