La moda de los seguros de responsabilidad civil para emprendedores

Ahora que está de moda la limitación de responsabilidad para el empresario individual, poniendo un supuesto cortafuegos entre el patrimonio empresarial y el personal, por el que el emprendedor no tendrá que responder con su vivienda (hasta 300.000€) en caso de no poder pagar sus deudas, a las empresas aseguradoras le ha entrado interes por este colectivo y están empezando a diseñar productos para emprendedores

Y es que, por ejemplo, la multinacional del seguro American Internacional Group (AIG) ha creado para el mercado español un seguro de Responsabilidad Civil para Emprendedores porque una persona con iniciativa o una empresa de reciente creación son especialmente frágiles y vulnerables frente a una demanda contra uno de sus impulsores o directivos por la gestión de la sociedad, el incumplimiento de un deber o una obligación, cualquier negligencia, error u omisión, o una declaración errónea o inexacta. La falta de experiencia y, los limitados recursos económicos de estas empresas de reciente creación provocan que una demanda así pueda acabar con el sueño del emprendedor nada más hacerse realidad.

La aseguradora presenta esta póliza como “el primer producto en el mercado orientado a ayudar a los emprendedores ante situaciones de riesgo derivadas de errores u omisiones en la dirección y administración de la sociedad”. AIG insiste en que “un seguro que cubra estas posibles demandas puede ser clave para asegurar la viabilidad de la empresa” recientemente creada.

El producto ha sido diseñado en colaboración con el Centro Europeo de Empresas Innovadoras de Elche, que destaca que este seguro ayuda a “mitigar las trabas que tienen los emprendedores para acceder a este tipo de coberturas en los primeros años de vida de las empresas”. “La adecuación de clausulados, prestaciones y precio permitirá que un mayor número de emprendedores puedan proteger sus bienes accediendo a este seguro”, añade.

El seguro autoemprendedor de Mapfre

Pero no es el único seguro de Responsabilidad Civil diseñado específicamente para emprendedores. Mapfre cuenta con el seguro Autoemprendedor, con diferentes opciones de contratación y una combinación de prestaciones y servicios, para adaptar las coberturas a la actividad y el perfil de cada profesional.

Se trata de un producto Multirriesgo dirigido a profesionales autónomos que desarrollan una actividad o gestiona un negocio que está a su nombre. Ofrece Responsabilidad Civil privada; Responsabilidad Civil cruzada; Robo de las mercancías o el equipamiento propio de la actividad asegurada que se transporte en el vehículo; Prestación para la sustitución temporal de equipamiento; asesoramiento jurídico, servicio de reparaciones y tramitación de siniestros con soluciones de emergencia para continuidad de la actividad.

Las pólizas que necesita un emprendedor

Pero lo importante no es qué compañía de seguros se elige, sino las pólizas que necesita de verdad un emprendedor. Lo primero es contar con un seguro de Responsabilidad Civil para que si la actividad empresarial provoca algún daño a alguien no haya que responder con el patrimonio propio, sino que se haga cargo una aseguradora.

También un seguro Multirriesgo Comercio o Negocio, que proteja ante los daños, robo y otros siniestros. Si hay empleados, un seguro de Accidentes. Y si la actividad empresarial se realiza con vehículos, un seguro de coche que incluya Responsabilidad Civil.

El emprendedor también debe pensar en sí mismo. Necesita un seguro de Vida que cubra el riesgo de muerte, y el de invalidez permanente o total. También, una póliza de Accidentes. Y un seguro de Salud para que caer enfermo no implique dejar de percibir ingresos, y no solamente para recibir asistencia sanitaria.

Fuente > Acierto.com

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario