10 claves para emprendedores que nos enseñan los Simpsoms

Los Simpsons

Los Simpson tiene más de 500 capítulos, numerosos reconocimientos, entre ellos 27 premios Emmy, un Récord Guinness  y es la comedia de situación (sitcom) y el programa animado que más tiempo ha durado en Estados Unidos. Cifras envidiables para las franquicias y empresas de cualquier sector. Pero, ¿qué es lo que ha mantenido a esta serie en el prime time por más de 20 años?

Las 10 claves que se pueden aplicar para mantener una empresa o negocio a través del tiempo:

1) Rompe esquemas. Una  de las principales razones del éxito de Los Simpson es que rompió con los paradigmas: una caricatura que en lugar de dirigirse a los niños se dirige a los adultos y que hace una sátira de la sociedad y cultura estadounidense. Los Simpson fue la primera serie en alcanzar los 30 capítulos en la cadena Fox y el primero de la emisora en colocarse en el ranking de los 30 programas más vistos.

Sea cual sea la industria en la que un emprendedor te insertes siempre se debe buscar la manera de hacer las cosas diferente para cautivar a un público cada día más exigente. Investigar cuáles son sus necesidades y qué es lo que la competencia no está ofreciendo u ofrece insuficientemente. Si deciden apostar por un mercado nuevo o poco explotado asegurarse que la empresa cuente con lo necesario para triunfar en éste.

2) Ante todo la creatividad. Más de 500 capítulos lo demuestran: la creatividad es la principal fortaleza de los guionistas y productores de Los Simpson. Si no fuera por esta cualidad, la serie hubiese terminado hace años.

Para tener éxito con la empresa se debe fomentar siempre la creatividad; creatividad para atraer a los clientes, para gestionar al equipo de trabajo, para hacer marketing y para resolver problemas. Para mantenerse en el mercado se debe innovar constantemente, ya sea en productos o servicios o en la administración y atención al cliente. Sólo una organización que sabe renovarse es exitosa en el largo plazo.

3) Rodearse del mejor equipo. Desde sus inicios, James L. Brooks y Matt Groening han sido los productores ejecutivos y consultores creativos de casi todos los capítulos, asegurando la calidad del show. Además cuenta con un sobresaliente equipo de guionistas (conformado por 16 escritores ) y por un reconocido equipo de voces con figuras como Dan Castellaneta, Nancy Cartwright y Hank Azaria.  A lo largo de su historia, Los Simpson han tenido la presencia de artistas y su conocida música de entrada fue compuesta por el multipremiado Danny Elfman.

Una de las claves del éxito empresarial se encuentra en el poder de su capital humano. Rodearse siempre del mejor equipo, de colaboradores talentosos que contribuyan a alcanzar las metas de la compañía y otorgarles incentivos para retenerlos.  Aprender a delegar y a distinguir si necesitan pedir consejos de profesionales o apostar por el outsourcing o los empleados freelance para ciertas tareas.

4) Adaptarse a los tiempos. La evolución de Los Simpson es palpable en todos los aspectos: en los personajes, en la tecnología de los gráficos animados, en los temas y en la aparición de las celebridades del momento. Aunque Los Simpson siguen cautivando al público que los vio nacer, constantemente buscan captar nuevas audiencias y posicionarse entre las nuevas generaciones.

Es un grave error creer que si una compañía ha funcionado así durante 20 años no necesita cambiar. El mercado se transforma todo el tiempo, y también lo hacen los consumidores. Para  prevalecer en éste -y más aún, conseguir nuevos clientes- es importante ser flexibles y adaptarte a las tendencias. Por ejemplo, hoy en día es muy importante prestar especial atención a los medios digitales, a la atención al comprador y a la construcción de marca.

5) Emocionar al público. Es un hecho: aquellas empresas que logran provocar un sentimiento o una emoción en el público tienen más éxito. Los Simpson lo hacen mediante una de las más atractivas y efectivas: la risa. Su principal referente es el humor.

El marketing emocional es una de las mejores estrategias para conquistar a los consumidores. Éstos necesitan identificarse con la marca y sentir que está compuesta por personas que se preocupan por ellos y su bienestar. Apostar por esta técnica y conseguir crear experiencias en los compradores que eviten que se olviden de la marca.

6) Definir una personalidad. Los Simpson son sinónimos de crítica social, diversión e incluso controversia. En estos 25 años, Matt Groening ha sabido construir una marca que hoy vale millones de dólares. Y no sólo es el programa, sino cada uno de sus personajes que tiene una personalidad y unos valores definidos. Tan es así que han creado un lenguaje único y palabras que ya son parte de la cultura popular.

Lo mismo se debe intentar desde el comienzo de la empresa. Definir cuál es la personalidad de  marca, cuáles son sus valores, su misión y visión, así como su código de ética. Es decir, crear una identidad corporativa. Muchas empresas no se preocupan por este punto, sin embargo es el que rige todas sus acciones; desde el marketing y selección de empleados hasta la forma de relacionarse con el exterior y de vender sus productos.

7) Exportar la oferta. Actualmente más de 40 países del mundo transmiten Los Simpson, incluyendo Sudáfrica, Oriente Medio y Japón. Y en todos ha logrado el éxito, algo que parecía inimaginable considerando que el programa es esencialmente yanqui. ¿Cómo lo consiguió? Doblando el show y tropicalizando algunos chistes y personajes al lugar de transmisión. Por ejemplo, en los países árabes Homero no bebe cerveza sino gaseosa (en esos países no se consume alcohol por cuestiones religiosas).

Los Simpson es una muestra de que un buen producto puede tener éxito en donde sea. Si la empresa tienen una oferta de calidad puede atreverse a dar este paso, pero antes de hacerlo se debe investigar bien el mercado en el que se insertará y la competencia que existe. Procurar adecuar la oferta a las necesidades y gustos locales.

8) Superar los obstáculos. Como cualquier empresa, Los Simpson han tenido problemas. Por un lado, adaptarse a los cambios del entorno, y por otro, los obstáculos internos como la huelga que inició el sindicato Writers Guild of America, en  2007, a la cual se unieron sus guionistas o el declive de los creativos a comienzos del milenio. También, en su traducción para México se tuvieron que reemplazar a los actores de doblaje, un gran reto para retener a un público que llevaba tanto tiempo escuchando las mismas voces.

El principal objetivo de cualquier empresa es prevalecer en el tiempo y generar ganancias. A lo largo de la carrera de un emprendedor éste se encontrará con muchos problemas y desafíos, algunos provenientes de la organización, otros del exterior, los cuales debe saber vencer con creatividad y puntualmente. No esperar a que llegue la avalancha para atenderlos.

9) Diversificar el negocio. A pesar del éxito generado con la serie de Los Simpson, Matt Groening decidió apostar por otras ideas e industrias. En 2007 estrenó Los Simpson: la película, la que recaudó cerca de 526 millones de dólares en todo el mundo. También, en 1997 creó el programa animado Futurama, que trata sobre una sociedad futurista y hace la tira cómica semanal “La vida en el infierno”. Con todos los proyectos ha logrado reconocimientos.

Diversificar las líneas de productos o servicios, e incluso de marcas, puede ser una excelente opción de crecimiento y expansión para la empresa. Mediante esta estrategia puede introducirse en nuevos sectores y atraer a otros consumidores, con el respaldo de una marca reconocida. Antes de hacerlo, es importante definir si conoce la industria y cuenta con los suficientes clientes potenciales.

10) Crear una imagen única.
Tanto Matt Groening como todos sus trabajos tienen un sello muy personal. En el caso de Los Simpson son famosos sus personajes, su música, su sentido del humor, su lenguaje  e, incluso, sus originales introducciones antes de cada show donde la familia se reúne en el sillón para ver televisión.

La marca de una empresa se compone de varios puntos: slogan, logo, tal vez un jingle, colores institucionales y otras cualidades. Probablemente lo más difícil de una empresa es siempre mostrar la misma imagen, tanto para su interior como para su exterior. Todos sus elementos tengan coherencia entre sí y deben expresar el mensaje que se quiere dar.

Fuente > Minuto Uno

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.