Cuánto dinero debería ahorrar para tener una jubilación manteniendo su actual nivel de vida

oldestSegún la consultora norteamericana Merrill Lynch & Co con un 70% de los ingresos que se recibían antes de la jubilación es suficiente para mantener el nivel de vida anterior.

Y es que un estudio realizado por Deutsche Bank – son alemanes –  cifra en 100.000 euros la cantidad necesaria que un español medio necesita haber ahorrado para mantener su nivel de vida en la jubilación.

Se puede calcular la cantidad de dinero que necesitas ahorrar para tu jubilación de la siguiente manera:

  • Multiplicar por 12 (meses) el gasto que supone mantener tu nivel de vida actual.  Selecciona los gastos recurrentes de un mes, por ejemplo 900 euros, y multiplícalo por 12 para saber la cantidad de dinero anual que necesitas: 12×900 euros=10.800euros.
  • Calcular la cantidad que recibiremos por parte de la seguridad social en concepto de pensión (puedes usar la de autocálculo de jubilación que tenemos en Emprendemania), por ejemplo: 500 eurosx12=6.000 euro, o también
  • Restar la pensión pública al gasto estimado anual: 10.800 euros-6.000 euros=4.800 euros
  • Y Multiplicar la cifra resultante por la cantidad de años de vida restantes estimados: 4.800×20 años =96.000 euros

Aunque este ejemplo te ayude a hacerte una idea de la cantidad que necesitarías ahorrar para tu jubilación, los expertos financieros no llegan a ponerse del todo de acuerdo, y es que depende muchísimo de cada caso. No obstante, todos coinciden en que necesitamos ahorrar una buena cantidad de dinero: desde los 100.000 euros, hasta veinte veces tú salario anual.

Cuando nos jubilamos también podemos reducir gastos, sin dejar de darnos caprichos, ¿realmente necesitamos gastar lo mismo?

Al jubilarnos nuestros gastos se reducen automáticamente (gasolina, comidas fuera de casa por trabajo, imprevistos…) y las cifras que necesitamos puede que ya no sean tan cuantiosas:

1. Ropa. Se acabó renovar constantemente el armario (trajes, vestidos, zapatos, accesorios que se rompen con el uso, etc). Ahora tú decides cuando cambiar de zapatos (si quieres) o si prolongar más la vida de tu camisa favorita. En nuestra vida laboral acumulamos tanta ropa que muchos sólo tendrán que limitarse a combinar el fondo de armario que posee.

2. Transporte. Ya no tendrás que comprar billetes de tren para ir todos los días al trabajo y, de hacerlo, tendrá un cuantioso descuento. Si eres de los que va a trabajar en coche, ahorrarás una media de 4.233 euros al año en combustible, sin incluir su mantenimiento.

3. Vender un coche. Si prácticamente no utilizas el coche y en casa se dispone de uno o dos más, lo mejor que podrías hacer es venderlo. Tanto la venta como lo que te ahorras hacen la operación más que rentable.

4. Menos seguros. Si te deshaces del coche, su seguro desaparece, lo que implica mayor ahorro anual. Tal vez también hay otras pólizas de seguro que no necesites. Por ejemplo, si tus hijos son mayores y están independizados, tal vez ya no sea necesario un seguro de vida.

5. Mudarte. Ya no estás atado a tu lugar de trabajo, así que tienes la opción de vender tu casa y mudarte a un barrio más barato, o incluso barajar la posibilidad de irte al pueblo. No es necesario irse muy lejos, a veces, vivir unas calles más abajo supone un ahorro cuantioso, como el precio de la vivienda y los impuestos sobre ésta.

6. No más niños. Cuando los hijos comienzan a trabajar y se independizan (etapa que muchas veces coincide con la de jubilación) tus gastos se disparan a la baja: ya no hay cuotas de la universidad, gastos del coche extra, ni pagas semanales.

7. Viajar. Por supuesto que puede suponer un gasto enorme si viajas en primera clase y sin escatimar en gastos. Lo bueno de la jubilación es que te puedes ceñir a las fechas de las ofertas sin importarte los días ni los horarios, te podrás amoldar a los precios más baratos.

8. Entretenimiento. No te avergüences en utilizar los numerosos descuentos disponibles para jubilados. Utiliza tu tiempo libre para apuntarte a clases de golf, gimnasios.

9. Ahora eres el jefe. Revisa tus facturas y los servicios contratados que no usas: los 20 megas que necesitaban tus hijos para estudiar, la tele por cable donde veían sus series favoritas, las suscripciones a revistas de moda o de coches. Da de baja todo lo que ya no se use o reajusta esos gastos excesivos (con 6 Megas para navegar en casa es más que suficiente, deja sólo lo imprescindible.

10. Menos gastos, mayor ahorro. Estás jubilado, se acabó cotizar para la seguridad social y destinar ese porcentaje mensual para tu futuro porque se ha convertido en el presente. Ahora puedes disfrutar íntegramente de tus ahorros. Aunque muchos factores de la jubilación te dan cierto respiro económico, no olvides que cuanto más ahorres para esa etapa de tu vida, más desahogado y despreocupado estarás.

Fuente > Expansión

Foto > Zavosh

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario