Qué es y como diferenciar entre domicilio social, domicilio fiscal y local afecto

Torres KioTodos podemos pensar que en el momento en que tenemos una empresa ésta tiene un único domicilio, sin embargo eso no siempre es así. En las sociedades mercantiles podemos distinguir el domicilio social y el domicilio fiscal, que no siempre han de coincidir. Además la empresa puede contar con locales afectos a la actividad.

Cada uno de estos conceptos tiene implicaciones diferentes. El hecho de que coincidan o no puede depender de las circunstancias del propio negocio o de los intereses de la empresa.

 El domicilio social

El domicilio social de una empresa es el lugar en que se halla el centro de su efectiva administración y dirección, o en el que radique su principal establecimiento o explotación. Este ha de figurar en las escrituras de la sociedad y para modificarlo es necesaria su aprobación en Junta, su confirmación mediante documento público y su inscripción en el Registro Mercantil.

Puede haber casos en los que el domicilio social sea sólo en centro de administración y no donde se realice efectivamente la actividad. Sin embargo es importante destacar que en el caso de que domicilio social y fiscal no coincidan es el domicilio social el que determina en que Registro Mercantil han de inscribirse los actos y las cuentas societarias.

El domicilio fiscal

El domicilio fiscal es el lugar de localización del obligado tributario en sus relaciones con la Administración tributaria. Es el que determina la adscripción a una oficina tributaria determinada y el lugar para la práctica de notificaciones de esta naturaleza. Ese domicilio será vinculante para el obligado tributario a efectos de procedimientos administrativos y del control fiscal.

La designación del domicilio fiscal se realiza simplemente a través del modelo censal de la Agencia Tributaria (modelo 036), no es necesaria escritura pública, y puede modificarse en cualquier momento a través del mismo procedimiento.

En determinadas ocasiones, en las que el lugar efectivo en el que se realiza la actividad de la empresa puede ser provisional, o ser susceptible de ser variado, se puede designar como domicilio social una sede fija, que siempre será de referencia en este aspecto, y determinar como domicilio fiscal aquel en el que realmente se realiza la actividad, que puede variarse con facilidad y sin necesidad de aprobarlo en Junta, de acudir al notario y de registrar la modificación.

Locales afectos a la actividad

Lo locales afectos a la actividad son todos aquellos que sin ser la sede efectiva de la empresa, ni el domicilio social ni el fiscal, sí tienen relación con la empresa y se utilizan para el desarrollo de la actividad.

Un ejemplo muy claro puede ser el de los almacenes, talleres o puntos de venta, lugares en los que se puedan realizar actividades accesorias o complementarias a la principal.

El hecho de que se comuniquen a Hacienda los locales afectos a la actividad que tiene la empresa da derecho a la deducción de los gastos que originan dichos locales. Gastos directos y de mantenimiento, suministros, etc.

Fuente > Sage

Foto > javierdebe

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario