Brasil, un mercado en ebullición que necesita emprendedores

brasil.jpg

Podemos leer en Expansión una interesante entrevista a un emprendedor que ha invertido en Brasil y que nos descubre las posibilidades de este país latinoamericano así como el estado del emprendimiento.

Y es que Brasil ofrece una economía emergente plagada de oportunidades de negocio, además de una clase media cada vez más numerosa con unas necesidades de consumo muy elevadas.

Recomendaciones

A nadie se le escapa que Brasil es un país emergente, lleno de oportunidades. Sin embargo, no está libre de burocracia. Pau Yepes, consultor internacional, cree que este excesivo papeleo es un punto a mejorar. “Los trámites suelen ser numerosos y complejos.Además, normalmente exigen la presencia de, al menos, un socio local“.

El fundador de Tech Global aconseja paciencia pues “es muy difícil que nadie que no haya nacido aquí esté preparado para convivir con ello. Las gestiones, desde pagar una factura de la luz, ya que en Brasil nadie domicilia sus recibos, hasta sacarse el carné de conducir son tremendos y exigen cierto temple”.

Para evitar quebraderos de cabeza Yepes recomienda contar con un consultor internacional o con un asesor local. “El emprendedor debería tener muy claro cuál es su función para obtener los correspondientes visados. Así, a no ser que quiera hacer varios viajes esporádicos, lo más aconsejable es sacarse un permiso por negocios que tiene una duración de cinco años“.

Cómo crear una empresa en Brasil

Este experto resume en cinco los pasos que hay que dar para constituir una empresa en este país:

  1. “Lo primero es obtener el nombre de la sociedad, para lo que habrá que desplazarse a una de las oficinas del Registro Comercial de empresas; asimismo, tendremos que contar con un domicilio social y tener en cuenta que los administradores que se designen deberán tener el visado de trabajo o asignar a un administrador local;
  2. a continuación, y ya con los estatutos escritos, habrá que ir a la Junta de Comercio para obtener el número de identificación (NIRE);
  3. el siguiente paso es conseguir el código de identificación fiscal (CNPJ) en el Ministerio de Hacienda, tanto a nivel estatal como federal
  4. finalmente, se pagará la tasa de fiscalización de establecimientos, se obtendrá la licencia de apertura y funcionamiento en la correspondiente alcaldía
  5. y se notificará al Ministerio de Trabajo la apertura de la empresa para que se inscriba al emprendedor en el Registro General de Empleados”.

Distinto proceso es el que tiene que realizar aquel que pretende invertir en una empresa. El fundador de Tech Global explica que sólo hace falta obtener el Cadastro de Pessoa Física (CPF) que es un documento similar al NIF español. “Conseguirlo es fácil, sólo hay que ir a una oficina de la Recita Federal o una de Caixa Economica con nuestro pasaporte. Aquí, cualquier contable o abogado puede hacer esta gestión. Un trámite por el que nos pueden cobrar entre 100 y 800 euros, aunque si vas personalmente es completamente gratuito”.El CPF permite ser socio de una empresa, pero no autoriza a ser administrador de la misma.

Oportunidadesen Brasil

Según la Guía país del Icex, este país cuenta con interesantes oportunidades de negocio en sectores como el de los productos agroalimentarios, gracias al mayor nivel de renta de una población que demanda productos como el aceite de oliva o el vino; máquinas herramienta y bienes de equipo; medio ambiente, debido a las exigencias de la reciente normativa sobre residuos sólidos; automoción, ya que Brasil es el tercer consumidor mundial de vehículos y quinto fabricante; sector editorial español, gracias a la obligación establecida en la Ley del Español de 2005 por la que todos los centros de secundaria deben ofertar lengua española;y energías alternativas.El sector de mobiliario urbano también ofrece interesantes oportunidades, tanto en el ámbito público como en el privado, aunque muchas de ellas pasan por establecer algún tipo de asociación con un fabricante local.

La financiación, un importante obstáculo

Según cuenta Juan Manuel García, fundador de Tech Global, la falta de crédito es un obstáculo importante para la creación y desarrollo de empresas en Brasil. “Las principales dificultades son la exagerada burocracia y las elevadas garantías que exigen los bancos que, además, normalmente sólo valoran activos que estén en el país o avales bancarios del exterior de entidades que tengan algún convenio con ellos”. García asegura que es muy difícil encontrar financiación, “y si la hay es a tasas muy altas”.

El artífice de Tech Global señala que se puede obtener capital si eres una empresa con una facturación estable y demostrable que garantice una alta capacidad de repago. Según la Guía de país del Icex, el sistema financiero brasileño está regulado y controlado por diversas instituciones gubernamentales: el Consejo Monetario Nacional (CMN); el Banco Central de Brasil; el Banco de Brasil; la Caja Económica Federal; la Financiadora de Estudios y Encuestas; el Banco Nacional de Desarrollo; y la Agencia Estatal de Financiación.

Algunos datos curiosos sobre Brasil

  • El salario mínimo, en 2012, fijado por el Gobierno para todo el territorio nacional es de 622 reales brasileños (199,808 euros al cambio actual). La jornada máxima de trabajo es de 44 horas por semana u 8 horas diarias, con una hora libre para comer. Las horas extras se remuneran con un 50% más, como mínimo.
  • Las vacaciones retribuidas son de 30 días y suelen disfrutarse en los meses de enero y febrero.
  • Los precios de la vivienda han subido en las principales áreas metropolitanas. Por ejemplo, en Sao Paulo un apartamento de tres o cuatro habitaciones (además de un cuarto y un baño para el servicio) cuesta entre 3.000 y los 5.000 euros al mes.
  • El precio medio de compra de un coche de gama media es de 26.600 euros.
  • El portugués es el idioma oficial.

Foto > gi varga

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario