Todo sobre el 20% de IRPF que tienes que pagar si te toca la Lotería

decimo-loteria-navidad-2013.jpg

Recién celebrado el Sorteo de Navidad de la Lotería Nacional, es el momento de, si te ha tocado, comprobar lo que vas a tener que pagar de impuestos. Y es que una de las novedades fiscales que entraron en vigor en 2013 es el impuesto del 20% sobre los premios de lotería. Concretamente, todos los premios mayores de 2.500 euros estarán sujetos al pago de dicho impuesto, siempre que se hayan ganado en juegos y sorteos organizados por Loterías y Apuestas del Estado (LAE), la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) o la Cruz Roja.

En qué consiste el nuevo impuesto sobre premios de lotería

El nuevo impuesto sobre premios de lotería se suma a la carga tributaria existente hasta la actualidad. Hasta el 31 de diciembre de 2012, cuando a una persona le tocaba un premio en un juego de Loterías y Apuestas del Estado, Cruz Roja o la ONCE, no tributaba por el importe ganado como premio, sino que tan sólo debía pasar por caja y pagar impuestos por los beneficios que le reportaba este dinero a lo largo del tiempo.

Ahora, lo primero que hay que tener en cuenta para analizar este nuevo impuesto sobre la lotería es el hecho imponible, que es el concepto que define el origen de la obligación de tributar. En este caso, el hecho imponible es cualquier premio obtenido en juegos de azar que cumpla las siguientes condiciones:

  • Que se gane en juegos organizados por el organismo de Loterías y Apuestas del Estado (Euromillones, Lotería, Primitiva, Bonoloto), la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) o la Cruz Roja (sorteo del oro).
  • Que su cuantía sea superior a los 2.500 euros.

Este nuevo impuesto se cobra directamente aplicando una retención del 20% del importe que sobrepasa de los 2.500 euros exentos de tributación, la cual pasará a formar parte de las arcas del Estado. Esto significa que el poseedor de un boleto ganador en uno de los juegos afectados y cuya cuantía del premio sea superior a 2.500 euros, tendrá que hacer cuentas con el Estado en el momento de recibir el premio, o lo que es lo mismo, recibirá sólo una parte del premio marcado en el sorteo, y el resto va a parar al bolsillo del Estado, en concepto de pago del impuesto.

De cara al IRPF de las personas físicas, hay que tener en cuenta que el importe del premio no tributa de nuevo. Sí que tributan en años posteriores los beneficios que de ese premio se puedan obtener.

¿Cuánto dinero gano si me tocan 100.000 euros con un décimo de lotería?

Al ganador de un premio de 100.000 euros en un sorteo de la Lotería, con la entrada en vigor del nuevo impuesto, como es superior a 2.500 euros y procede de un sorteo organizado por Loterías y Apuestas del Estado, a la hora de ir a cobrarlo se le aplica una retención del 20% sobre 97.500 euros en favor de Hacienda. Esto significa que 19.500 euros van a parar a las arcas del Estado y 80.500 euros (78.000 más los 2.500 euros exentos) pasan a manos del poseedor del boleto ganador.

Suponiendo que el ganador del boleto sea una persona física, el importe que ha ganado no tendrá ningún impacto en su declaración del IRPF, es decir, no pagará más impuestos por el hecho de ganar esa cantidad de dinero. Pero si de esos 80.500 euros, por ejemplo, ahorra 30.500 euros e invierte 50.000 en un depósito bancario remunerado al 5% anual, al cabo de un año, esa persona tendrá en su cuenta:

  • 30.500 euros que ha ahorrado sin remuneración.
  • 50.000 euros que ha ahorrado remunerados al 5%, lo que suma un total de 52.500 euros.

De las cantidades anteriores, en el ejercicio económico, deberá tributar pero tan sólo por los beneficios que le ha generado el dinero del premio, es decir, por el dinero que ha ganado en forma de intereses, que son 2.500 euros.

En el ejemplo anterior, si el poseedor del boleto ganador fuera una empresa, el nuevo impuesto sobre el premio provocaría una retención inicial igual, por un importe del 20% del mismo, es decir, 20.000 euros, la cual deberá ampliarse hasta completar el tipo que le corresponda por el Impuesto de Sociedades.

¿Y si tengo participaciones com afecta el impuesto?

Hay que tener en cuenta que si se comparte décimo, a efectos fiscales las participaciones no existen. Tributa el décimo. Si el décimo del que se tiene participación resulta agraciado con más de 2.500 euros, el gravamen afectará de forma proporcional. Muy importante, además, si identificara a los titulares del número como titulares de participaciones para evitar que el reparto del premio sea considerado como donación y se grave con el impuesto de sucesiones y donaciones.

Conclusiones

Esta medida del Gobierno de España supone que en la práctica se reduzca la cuantía de los premios que se obtienen en los sorteos y juegos de azar afectados, siempre que superen la cantidad de los 2.500 euros. En otros países de Europa ya existe este impuesto sobre los juegos de azar desde hace años, yendo a parar a las arcas de diversos estados una cantidad de los premios obtenidos en su territorio.

Fuente > En Naranja

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario