1.500 segundos dura el peor momento de un emprendedor español

cronometro.jpg

La vida del emprendedor está llena de buenos momentos, sobre los que regocijarse o mirarlos desde lejos y presumir con los amigos, o de malos momentos sobre los que reflexionar y aprender, pero sobre todos ellos destaca un sólo momento que es el peor de todos y sobre el que vamos a hablar en este artículo.

Para Hacienda y Seguridad Social has dejado de tener la etiqueta de #emprendedor y ahora te han puesto la de #empresario

1.500 segundos es lo que aproximadamente se tarda en España en darse de alta de autónomo en un PAE (antes PAIT), esto es aproximadamente media hora, en la que después de darle al boton de enviar del DUE, el emprendedor acaba de golpe su aventura de diseñar su modelo de negocio, formarse, reunir el dinero necesario para crear su empresa, etc. y se queda en solo en un abismo.

Despueés de ese instante, eres la misma persona pero para el sistema tributario y el de cotizaciones a la Seguridad Social has dejado de tener la etiqueta de #emprendedor y ahora te han puesto la de #empresario; además, y lo más grave, has dejado de interesarle tradicionalmente a quien diseña las medidas en España, personas focalizadas en que se creen empresas y no en hacerlas más competitivas.

¿Por qué todas las medidas se concentran en el emprendedor?

No se sabe, aunque no está mal que existan todas estas medidas para el emprendedor, donde si bien queda mucho por hacer, ya que se debería ahondar mas sobre los sobrecostes que supone toda la burocracia y lo fácil que es abrir empresas en otros paises, y no les pasa nada – no creo que haya más economía sumergida que aquí -; lo que si está claro que no se realizan esfuerzos para que le sea menos imposible a las empresas generar valor en la economía, veamos un par de ejemplos.

Como emprendedor descubriras que todo parece rosa, hasta que pasan estos 1.500 segundos, el alta en la Seguridad Social es sin coste inicial, pero como empresario como se te ocurra tener un empleado, aunque sea parcial, debes reservar sólo para Seguridad Social 600 euros al mes (de 280 a 300 euros para la seguridad social del autónomo y otros 300 euros para la cotización a la seguridad social del empleado).

De repente emprezarás a ver que gracias a Hacienda y sus elevados tipos del IRPF, 4 meses de los 12 que tiene el año, cuando se hacen las trimestrales, casi no ganas dinero o entras en pérdidas.

Asimismo, las recientes medidas de rebajas en las cotizaciones a la seguridad social de 50 euros de tarifa plana para el emprendedor que empieza (y que no contrate a nadie) y la recientemente anunciada tarifa plana de 100 euros de la cotización de cada trabajador que se contrate fijo, no hacen más que reforzar mis argumentos. ¿Por qué no se hace extensivo a todos los microempresarios? Fácil, porque como queda demostrado el objetivo es que se creen empresa no hacer un tejido empresarial más competitivo.

Sólo queda pensar bien sobre quién establece medidas con un argumento, y es que seguro que tiene en el mismo saco a grandes empresas y a micropymes, con lo que no se atreven a separarlas por su tamaño y/o volumen de facturación establecerle un marco de incentivos distintos, lo que si tiene claro es que si estás fuera del saco eres emprendedor, para el que si intenta legislar, y si estás dentro eres empresario.

¿Que hacer despues de esos fatídicos 1.500 segundos?

Pues solo queda una cosa, pero la mejor, hacerte más fuerte, olvidarte del resto de cosas comentadas en este artículo, disfrutar con hacer lo que te gusta, centrarte en tu negocio, en los clientes, generar valor y esperar a que este pais se de cuenta que a las empresas no las puede exprimir.

Foto > Giandomenico Ricci

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

One thought on “1.500 segundos dura el peor momento de un emprendedor español”

  1. miguel dice:

    y si se exprime al empresario automáticamente el empleado es exprimido doblemente

Deja un comentario