Resumen de la nueva Ley de Propiedad Intelectual

cd-r.jpg

El Gobierno ha dado el visto bueno al borrador del anteproyecto de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, que ahora debe continuar su tramitación parlamentaria envuelto en una gran polémica, a continuación las novedades más importantes:

La polémica ‘tasa Google’

Es una forma de resolver el conflicto entre los editores y la gran multinacional. A pesar de que cada país lo ha tratado de forma independiente, se espera que sea muy similar a la alemana. Los medios españoles llevaban tiempo pidiendo esta tasa, especialmente a raíz de Google News, un agregador que recoge noticias de diferentes medios y las agrupa. El texto, enviado ya al Congreso, incluye que se hará pagar a estas herramientas una “compensación equitativa” por introducir fragmentos no significativos de “información, opinión o entretenimiento” sin autorización previa. Pese al visto bueno de los editores, queda por ver si el Gobierno puede obligar a una empresa privada, como Google, a pagarles esa parte. La ‘tasa Google’ ha llevado a los tribunales a las partes en muchas ocasiones en otros países de Europa. La polémica surge cuando se precisa que Google News no obliga a ningún medio a aparecer en sus resultados ni opera con publicidad.

Guerra abierta contra las webs de enlaces

Terminar con las páginas web que incluyen enlaces a contenidos es una de las prioridades del Gobierno en la lucha contra la piratería. A partir de ahora, cualquiera que vea su contenido compartido sin permiso, podrá pedir a un juez que se identifique el sitio en el que se comparte. No solo eso, pues Wert ha asegurado que “tanto los anunciantes como los intermediarios de pago” podrán ser multados e incluso sus sitios podrán ser cerrados si reinciden. Las sanciones por reincidencia podrán ir de 30.000 a 300.000 euros.

Una ventanilla única para agilizar los procesos

Es una de las sorpresas del anteproyecto, y supone que los afectados por cualquier vulneración de derechos, que tengan que tratar con varios intermediarios, se dirijan desde ahora a una sola entidad, que será de carácter privado y estará controlada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. A falta de más detalles, se sabe que será la SGAE quien se encargue de la gestión común inicialmente y que las entidades de gestión disponen de cinco meses para crear esta ventanilla.

El concepto de copia privada

La copia privada cambia de significado, más concretamente, lo acota. Según el proyecto de ley, permanecen amparadas por el límite de copia privada “las reproducciones de CD o DVD comprados y las grabaciones de fuentes de televisión o radio para un visionado o escucha posteriores”. Además, también han aclarado que se mantiene la financiación de la compensación por copia privada a través de los Presupuestos Generales del Estado, a la espera de los dictámenes de la Unión Europea.

Una reforma insuficiente

“España no puede ser Somalia en temas de piratería intelectual”, decía Wert en la presentación del anteproyecto para justificar las medidas, y ha señalado que es una mejora parcial, pero que no descarta hacer nuevas modificaciones posteriores. Por ahora, todas las medidas van dirigidas a los prestadores de servicios. Una última medida, de menor trascendencia, es el cambio en la caducidad de los derechos de autor, que pasa de los 50 a los 70 años en grabaciones y obras musicales con letra, equiparándose con el resto de obras sujetas a derechos de autor.

Fuente > Cadena Ser

Foto > atomicShed

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario