¿Y si para empezar mi negocio compro bienes de segunda mano?

segunda-mano.jpg

El emprendedor cuando comienza es todo ilusión, y a menudo, ésta le ciega hasta el punto de no analizar con la importancia que se merece los primeros pasos que tiene que dar.

En este caso, uno de esos primeros aspectos a afrontar es la inversión que tiene que realizar, donde lo habitual, como estas estrenando vida de empresario, se le mete en la cabeza también estrenar todo lo referente al negocio.

Esta actitud ante la creación de tu negocio, de todo reluciente y a estrenar, en ocasiones es contraproducente y si es puesta por delante de cualquier criterio de prudencia a la hora de invertir te puede llevar al fracaso, por lo que en ocasiones deberías hacerte una pregunta: ¿Y si para empezar mi negocio compro bienes de segunda mano?

¿Por qué comprar bienes de segunda mano para mi negocio?

A la hora de que puedas basar la inversión de tu negocio con bienes de segunda mano es bueno que entiendas por qué a veces es conveniente:

Es importante que sepas que un gran número de los negocios cierra en los primeros años, con lo que en general existe una gran oferta de equipamiento seminuevo a buen precio y casi sin uso. Es una oportunidad, pero sin perder de vista que a ti te puede pasar lo mismo.

Cuando hablamos de los vehículos de la empresa, ya sea un furgón o turismo para hacer visitas comerciales, debes quitarte de la cabeza argumentos que utilizarías como si fueras a comprar un coche para tu uso personal, ya que mientras haga su labor cumple. No debe oler a nuevo, lo que debes asegurarte es que te de los menos problemas posibles, ya que lo mismo ni eres tu el que lo usas, siendo incluso buena opción ir a oportunidades de kilómetro cero que ofrecen los concesionarios.

Debes tener en cuenta que comprar de segunda mano puede suponer un ahorro importante, por lo que hacer una inversión inicial más baja te liberará recursos económicos para afrontar una parte no menor importante de la creación de tu empresa, pudiendo tener dinero para el marketing y la promoción de tu negocio.

A veces lo que ahorras en precio lo subes en prestaciones o te permite subir de gama, ya que puedes comprar una maquinaria de superiores características al mismo precio que una nueva pero de inferior capacidad; debes poner esto en la balanza.

Qué cosas debes tener en cuenta para no meter la pata

Como buen emprendedor, debes hacer un ejercicio de mirar al detalle cada equipamiento que vayas a comprar, ver que se adapta perfectamente a lo que necesites y comparar tanto en precio como en prestaciones con otros bienes de segunda mano similares o con nuevos, teniendo en cuenta, que comprar de segunda mano no quiere decir que no deba tener garantía.

Que no te despistes al elegir al proveedor, ya que la persona que te la vaya a vender el bien de segunda mano debe tener claro que te tiene que emitir una factura ya que la necesitas para introducirla en los gastos; sin factura no te puede deducir ni aplicar las amortizaciones.

Debes tener presente que comprar algo importante para tu negocio, si es de segunda mano, no debe suponer una rebaja en la calidad o de la buena imagen que tienes que dar a tus clientes.

Foto | nchenga

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 10 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja un comentario