3 claves para hacer un buen plan de empresa

3 claves para hacer un buen plan de empresa

Para muchos emprendedores escribir su plan de empresa y planificar la puesta en marcha de la misma es un calvario, justificando, muchas veces ésto, afirmando que la creación de empresas es un rollo, que hay mucha burocracia, que el Gobierno esto y lo otro, que nadie los ayuda, pero no se dan cuenta que el problema son ellos mismos:  no están preparados.

Hacer un buen plan de empresa, y a la postre una empresa con más posibilidades de éxito, no es sencillo, y no se puede hacer sin tener en cuenta unas claves que necesariamente debemos dominar, veámoslas:

Te falta información o conocimientos

Si empiezas a redactar un plan de empresa y hay cosas que tu documento debería tener pero que te cuesta un montón o no sabes si lo que estás incluyendo es correcto lo más habitual sea por:

  • que te falte información, que habitualmente es más fácil de arreglar, porque quizá sólo se requiera saber buscar o tiempo, a no ser que esto vaya ligado a que
  • que te falte conocimiento, lo que habitualmente no conseguirás con formación reglada, sino con posiblemente siendo un autodidacta, a no ser
  • que te falte experiencia, cosa muy difícil de solucionar, aunque a lo mejor no es el momento de que tengas tu empresa y te tomes un tiempo para trabajar para otro dentro del sector

No dominas el negocio

No sabes claramente cómo funcionan las buenas empresas del sector, tienes una idea muy por encima, pero no sabes el abc de su modelo de negocio lo que te impide plantear el tuyo.

Sin tener claro tu modelo de negocio inicial es imposible redactar tu plan de empresa y preparar una buena puesta en marcha de tu proyecto, debes tener claro cual es el proceso que vas a seguir para responder a varias preguntas, entre ellas: ¿de dónde obtengo mis ingresos? y ¿cómo y por qué me compran mis clientes?

Quizá el primer paso sea dominar como funciona el modelo de negocio de las empresas líderes del sector en tu entorno, y para eso lo mejor es que intentes obtener patrones de éxito de varias de ellas y que esto te permita primero esclarecer cuáles son las claves de una empresa de éxito en tu sector, para después plantear tu forma de competir y vender.

No subcontrates su redacción

A veces, si estamos bloqueados se nos puede pasar por la cabeza pagarle a alguien para que nos redacte el plan de empresa, y en ese momento debes saber dos cosas, primera, que no eres una multinacional que pueda en un momento dado acudir que una consultora le redacte algún documento específico de planificación, y segundo, que si no eres capaz de redactar, básicamente por los dos aspectos anteriores, deberías olvidarte de emprender, ya que aunque un experto te lo redacte, posiblemente seas carne de cañón y fracasarás, porque te faltan capacidades para ser un buen emprendedor.

Foto > Jesús Pérez Pacheco

6 pasos imprescindibles para hacer tu plan de negocio

6 pasos imprescindibles para hacer tu plan de negocio

El proceso de elaboración de  un plan de negocio puede ser corto o largo, hay estudios que hablan de un periodo de 3 meses para recopilar la información y redactarlo, pero hoy no nos vamos a centrar en eso, sino en los pasos que es mejor dar y tener claros para hacer un buen plan de negocio, si te saltas alguno estás perdido:

Tener claro para qué lo vas usar

Es fundamental tener el objetivo claro de las cosas que hacemos, pues con esta también. Y es que antes de empezar a escribir tenemos que saber quién lo va a leer y para qué lo queremos, no es lo mismo redactar un plan de negocio para autodiagnosticar nuestra idea, que hacerlo para que lo vea el banco o para convencer a un socio estratégico.

Como ya hemos dicho en Emprendemanía en otras ocasiones, lo mejor es preparar un documento maestro que se pueda adaptar a cada uno de los usos que le vayamos a dar.

Recopilar información y  formarte

Esta parte es la que más infravalorada por emprendedor, ya que si no has hecho nunca un plan de negocio, el principar error es intentar comenzar a redactar sin conocimiento y sin información veraz y útil, cosas de las que normalmente se carece.

Muy recomendable autoformarte, salirte de los típicos cursos de creación de empresas, y leer, leer y leer artículos, estudios del sector, datos de la competencia, etc.

No usar una plantilla de plan de empresa

En Internet puedes encontrar un buen par de millón de resultados si buscas plantillas de plan de negocio, lo fácil sería escoger una y forzar el contenido que tienes en tu cabeza para que cuadre en los dichosos apartados.

No se trata de eso, es recomendable que primero veas muchos planes y formatos distintos, en varios idiomas, y elijas las 20 mejores, o apartados sueltos que se adapten más a lo que quieras explicar y con eso construyas el tuyo propio desde cero.

Que sea excelente y te convenza

Ya elaborando el contenido, un paso que debes abordar es la perfección, debe ser un documento redondo, sin fisuras, donde se aborden todas las preguntas que necesiten respuesta, esto sin descuidar la imagen que debe ser la mejor posible.

Con esto, antes de ir a convencer a una tercera persona debe objetivamente convencerte a ti mismo, estar satisfecho con el trabajo desarrollado, y que no se algo para salir del paso, te estarías autoengañando. Debes entender que el trabajo dedicado a elaborar el plan es directamente proporcional al resultado y hacerlo bien te puede evitar crear la empresa a tiempo.

Releerlo y releerlo

Es una tortura, pero debes leerlo muchas veces, y ser crítico y empático con quién lo va a leer, aprovecha para evitar errores de ortografía y para destacar frases del documento, con llamadas y cuadros resumen.

Usarlo y no darlo nunca por terminado

Y finalmente, el último paso o recomendación, es que lo uses. Debes darle el uso para lo que fue concebido, es un documento donde se marcan las estrategias y las acciones a desarrollar durante la puesta en marcha y para la gestión posterior – si no cumple con esto está mal hecho – por lo que si está bien hecho debes darlo uso e irlo transformando y adaptando en el transcurrir de la vida de tu empresa

Foto | hjl

10 claves para no fallar con tu plan de negocio

La elaboración de un plan de negocio es paso obligado para los emprendedores. Este documento recoge la esencia del proyecto: qué es, qué ofrece, en qué mercado va a funcionar, qué financiación necesita, análisis de la competencia, quién es el público al que se dirige, etc. El plan de negocio no sólo es la hoja de ruta del proyecto, sino que también es el apoyo del emprendedor a la hora de convencer a un inversor para que financie la nueva empresa.

A continuación te mostramos 10 aspectos que debes tener en cuenta para que sea no solo un documento sino una herrmienta de gestión para tu nuevo negocio:

1) Primar la forma sobre el fondo. El contenido es lo importante: el inversor es lo que valora, por eso, el emprendedor no puede elaborar este documento pensando sólo en la estética.

2) No definir con claridad el mercado objetivo. Definir a quién se dirige el producto o servicio es un punto clave de la estrategia, y deberá estar lo más especificado posible, ya que de ese punto dependen todos los desarrollos posteriores.

3) No estudiar la competencia. Es esencial que el business plan recoja el análisis de la competencia: la cantidad y la calidad de las empresas que operan en el mercado en el que el emprendedor quiere operar. Éste debe conocer si se encuentra en un mercado en expansión o saturado, y si el producto se asemeja a otros o es fácil de imitar. Read more

Errores más habituales en tu plan de negocio

Se considera que los planes de negocio aterrizan las ideas y son instrumentos útiles para ejecutar una propuesta. Pero no te equivoques: los planes no resuelven los problemas por sí solos. Ya conocemos la expresión “el papel lo aguanta todo…”

Antes de dar por terminado tu plan de negocio, repasa esta lista y comprueba si no has caído en alguno de estos errores.

¿Te gusta tu proyecto? A lo Pata Negra, ¿es ilegal, inmoral o engorda?

Que una buena idea no nuble el emprendimiento. Puede que tengas una buena idea, pero a lo mejor el desarrollo del negocio no se corresponde con tus expectativas. O no es el momento. O la legislación es enrevesada. Si no es posible, mejor incubar la idea hasta una nueva ocasión.

Pregunta solo a quienes te dan la razón

Un mal análisis del mercado te hunde antes de empezar. Realiza una doble comprobación. ¿Eres capaz de llegar a los mismos resultados con fuentes distintas o con metodologías distintas? Utiliza la base de datos del INE, del ICEX o los números de The Economist Intelligence Unit, pero no te quedes solo con la intuición o la opinión de tus conocidos. Si existe una demanda creciente de tu producto o servicio, o bien si eres capaz de captar una tendencia al alza, seguro que puedes demostrarlo. Read more

Los errores más comunes en el plan de negocio por culpa del perfil del emprendedor

El plan de negocio  es la piedra angular de la puesta en marcha de cualquier empresa, existiendo pocas maneras de hacerlo bien y muchas formas de equivocarse al diseñarlo y elaborarlo. En este artículo se plasman cuales son algunas de las actitudes que llevan a cometer los errores más comunes en los que nunca debes caer al iniciar un plan de negocio.

¿Te sientes identificado con alguna de ellas?, pues estás cometiendo o vas a cometer un error, veamos:

El soñador
Plantea unas previsiones de ventas que no se corresponden con lo que se demanda ni con la posición de su empresa en el mercado.

El solitario
Su lema es: la competencia no importa. Sólo focaliza el mercado y el papel de su empresa en este, pero no tiene en cuenta a su competencia la considera irrelevante.

Read more

Un poco de enfoque de marketing para emprendedores

Un emprdendedor hace cosas de marketing, que verdaderamente no sabe en qué fundamentos teóricos se basan, veamos un poco.

Todo aquello que relaciona la empresa con el mercado lo gestiona el marketing, se identificarán y satisfacerán necesidades de los consumidores, pero siempre con el objetivo de rentabilidad.

Marketing y el entorno

Cualquier empresa que quiera ponerse en marcha debe hacer un análisis del entorno donde se encuadra la empresa: proveedores, medios de comunicación, distribuidores, etc.

Debe analizar su propia potencialidad, normalmente los autónomos estas potencialidades son las ligadas a la propia persona, esto es, el conocimiento del mercado, la experiencia del emprendedor, su formación, sus contactos, etc.

Read more

Jornada de puertas abiertas de ENISA: Ultimo día para inscribirse

El próximo 24 de octubre se celebra en la sede de Enisa, Paseo de la Castellana 216 de Madrid, la primera jornada de puertas abiertas organizada por esta empresa pública dependiente de la Dirección General de Política de la Pyme y hoy 19 de octubre es el último día para realizar la inscripción.

En esta jornada denominada “OPEN DAY ENISA” aquellas personas que tengan un proyecto empresarial en marcha o a punto de arrancar podrán exponerlo personalmente a los técnicos de Enisa y a otros emprendedores. Las sesiones tendrán una duración de una hora, en la que cada uno de los emprendedores dispondrá de cinco minutos para presentar su proyecto, por lo habrá que llevar la idea de negocio en un informe ejecutivo resumido.
Read more

Plan de Crecimiento Empresarial: un tutor para conseguir financiación

El Plan de Crecimiento Empresarial de la Dirección General de Política de la PYME (DGPYME) entre sus acciones pone en marcha un programa en el que colaboran la Empresa Nacional de Innovación, S.A. (ENISA) y la Fundación EOI con el objeto de formar y tutorizar a las PYMES en la elaboración de su plan de empresa, para que puedan ser presentados a distintas entidades con el fin de solicitar financiación.

A través de la EOI las empresas que entren en el programa podrán podrán acceder a financiación de ENISA comprendida entre 150.000 y 1,5 millones de euros, quedando excluidas de este programa las grandes empresas, las no constituidas a la fecha de la solicitud, y las inmobiliarias y financieras.

Read more

Cinco preguntas clave a las que debe responder su plan de negocio

Leo en Entrepreneur.com un interesante artículo – la traducción no la he hecho literal – sobre que preguntas críticas debiera responder un plan de negocio sobre todo teniendo en cuenta que muchos de los emprendedores infravaloran la elaboración del mismo y su utilidad. El autor de este artículo comenta que para explicar esto se podría adaptar una frase de Kennedy dicha en un famoso discurso de inauguración presidencial en 1961: “No preguntes qué puede hacer usted por su plan de negocio; pregunte en su lugar lo que su plan de negocio puede hacer por usted

Un plan de negocio bien hecho, nos debe permitir acudir a él y respondernos al las cinco preguntas clave mostradas a continuación:

1) ¿Es mi precio justo?

Read more

¿Qué es un cuadro de mando integral?

Es un método para medir las actividades de una compañía en términos de su visión y estrategia. Proporciona a los administradores una mirada global de las prestaciones del negocio. Como herramienta de administración de empresas, muestra continuamente cuándo una compañía y sus empleados alcanzan los resultados definidos por el plan estratégico. También es una herramienta que ayuda a la compañía a expresar los objetivos e iniciativas necesarias para cumplir con la estrategia. En definitiva, moviliza a la gente hacia el pleno cumplimiento de la misión, a través de canalizar las energías, habilidades y conocimientos específicos de la gente en la organización hacia el logro de metas estratégicas de largo plazo.

El Cuadro de Mando Integral, CMI, es la traducción al español que se da a “Balanced Scorecard,” sistema originalmente desarrollado para la medición de procesos financieros, el cual se ha convertido en un reconocido Sistema Integral de Administración de la Eficiencia o del Desempeño. La aportación de los creadores del CMI, Robert Kaplan y David Norton, se centra sobre la estructuración de los criterios que deben seguirse en la elaboración del cuadro de mando empresarial. El objetivo del CMI es dar a las empresas u organizaciones elementos para medir su éxito. El principio que lo sustenta es: “No se puede controlar lo que no se puede medir“.

El prenegocio: la viabilidad personal

Cuando se va a abrir un negocio o crear una empresa, de las primeras cosas que se oye hablar es del plan de negocio o plan de viabilidad, pero a veces cae en olvido el paso previo: la economía familiar.

El emprendedor, en ocasiones, decide dar el paso de crear su empresa sin tener en cuenta ni sus ingresos y gastos personales ni del resto de su familia; ya que la puesta en marcha del proyecto empresarial puede suponer dejar de obtener ingresos, por ejemplo los provenientes de una nómina, mientras que supone seguir pagando sus recibos familiares y además, manteniendo a su empresa en los primeros meses de vida hasta que empiece a obtener beneficios.

Proponemos antes de hacer un plan de viabilidad del negocio hacer un plan de viabilidad personal, donde queden reflejados los ingresos, véase las nóminas, por ejemplo, de los dos conyuges, y los gastos: hipoteca, agua, luz , teléfono, seguros, colegio de niños, comida, etc… Con la diferencia de ambos conceptos obtendremos un margen con el que podamos jugar y saber, por ejemplo, si podremos prescindir de la nómina del promotor del proyecto o si disponemos de ahorros; además de estos supuestos habrá que ir jugando con el horizonte temporal en el que lo planteemos: 6 meses, 1 año o 3 años.

Lo propuesto en este artículo cobra extrema importancia en casos donde el emprendedor se lo juega todo a una carta, como por ejemplo aquellas personas que los ingresos de su familia son los del paro, y deciden crear su negocio solicitando el pago único, lo que puede suponer, si su negocio va mal, sufrir situaciones personales desagradables, ya que quedarían sin ingresos y quizá con alguna deuda procedente del negocio recién cerrado.

El resumen es claro, no solo se trata de buscar el dinero para la inversión inicial sino ver si la economía familiar es capaz de soportar la creación y la posterior consolidación de la empresa.

La visión estratégica del emprendedor

Visión estratégica de tu empresaCuando un emprendedor tiene en mente abrir su negocio, sobre todo si se trata de proyectos unipersonales, comete el error de no ver la actividad que está empezando como una empresa u organización, sino como una simple profesión.
Algunas de las causas de mortalidad de las empresas están relacionadas con esto mismo: El emprendedor no se sitúa por encima de su proyecto empresarial, abstrayéndose de si mismo como promotor y darle el carácter de negocio y de empresa organizada que necesita.

Se trata de situarse en un “lugar” donde “veamos” nuestra empresa como un concepto planificado, con vida propia y que podamos observar cómo funciona, es algo así como abstraernos y mirar desde fuera. Esto puede llevarse a cabo aún siendo una única persona la que se encarga de todo en la empresa; en la práctica, un ejemplo de esto sería tener un organigrama establecido, con las distintas áreas de la empresa, aún teniéndonos que situar en cada uno de los recuadros de dicho organigrama.

Si llegamos a entender esto y lo dominamos bien, se va a notar en cualquier cosa que hagamos, como por ejemplo en el plan de negocio, en la percepción que tenga un tercero o evitando problemas como, por ejemplo, un exceso de funciones concentradas en el empresario.

Foto | juque

Cómo rellenar la solicitud del pago único

Una de las ayudas más comunes a solicitar para montar un negocio es el pago único, por la que puedes recibir en el momento actual las cantidades que tengas pendientes por cobrar del paro. Vamos a intentar explicar paso a paso cómo rellenar la solicitud y que sea muy sencillo presentarlo, y disponer por tanto de algo de capital inicial para invertir en la creación de tu empresa.

Como ya en su día explicamos en qué consiste el pago único no nos vamos a detener en explicarlo, simplemente vamos a ver qué pasos hay que dar para rellenar los formularios y presentarlos ante tu oficina del paro. El procedimiento es el siguiente:

Paso 1:
Debemos saber cuánto tenemos pendiente de cobrar de paro, cosa que podemos calcular a través de la web de Servicio Público de Empleo estatal. Para ir viendo un ejemplo pongamos que tenemos derecho a 800 euros mensuales durante 10 meses, con lo que disponemos de 800 € x 10 meses = 8.000 € para pago único.

Paso 2:
Debemos ir a buscar a la oficina del paro la carpeta para solicitar el pago único, donde vienen los impresos: la solicitud y en algunas comunidades autónomas la memoria de viabilidad.

Paso 3:
Nos decidiremos por la forma en que pediremos ese dinero en función de nuestras necesidades a la hora de crear la empresa. Las tres opciones que tenemos para pedirlo son:

Opción 1: De lo pendiente de cobrar de paro, te pueden dar el 60% para invertir en la creación de tu empresa. En el ejemplo, supondría que tienes 4.800 € para invertir en el negocio (8.000 € x 60% = 4.800 €)

Opción 2: De lo pendiente de cobrar de paro, te pueden dar el 60% para invertir en la creación de tu empresa y el otro 40% para pagar las futuras cuotas de autónomo de la seguridad social. Esto sería 4.800 € para invertir en el negocio (8.000 € x 60% = 4.800 €) y 3.200 € que te irán devolviendo mensualmente a medida que pagues cada recibo de autónomo. En el ejemplo daría para pagar 13 meses del autónomo (3.200 € / 249,19 €/mes = 12,84 meses)

Opción 3
: De lo pendiente de cobrar de paro, te pueden dar el 100% para pagar las futuras cuotas de autónomo de la seguridad social. Esto es, 8.000 € / 249,19 €/mes = 32,10 meses

Paso 4:
Dependiendo de la opción que elijamos de las tres anteriores, deberemos recopilar las facturas proforma correspondientes a la inversión que vayamos a realizar, debiendo superar siempre el importe sin impuestos del pago único que vayamos a solicitar; en el ejemplo tendríamos que recopilar proformas por 4.800 €. Como deciamos, esto es necesario sólo para las opciones 1 y 2, que son en las que se realizará dicha inversión y para la que en la oficina del paro nos pedirá dichas proformas. Se debe tener especial atención en que dichas proformas venga a nombre siempre del solicitante del pago único y que tanto los conceptos como los datos del proveedor estén correctamente cumplimentados.

Paso 5:
Rellenaremos la solicitud. Dicho impreso es muy sencillo de cumplimentar, ya que se trata de datos personales y del negocio, en lo que debemos prestar especial atención es en la primera parte de dicho impreso, en la que deberemos marcar una de las tres casillas en función de la opción que hayamos elegido; veamos la siguiente captura donde se aclara esto:


Paso 6:
Hacer una memoria explicativa, esto es parecido a un plan de empresa o una adaptación del mismo, para lo que nos dan un pequeña guía con los datos mínimos a incluir. Esta memoria sólo hay que presentarla si elegimos las opciones 1 y 2, si elegimos la 3 ya habríamos acabado de rellenar papeles.

En este punto algunas comunidades autónomas han hecho un formulario para que sea más fácil presentar dicha memoria. En este caso, siguiendo con el ejemplo, hemos rellenado la parte económica con los datos económicos relativos al proyecto. A continuación veamos esa parte rellenada en el formulario de una de la comunidades autónomas:

A la izquieda, en la parte de inversión, simplemente debemos poner en qué vamos a invertir el dinero, hemos puesto 6.300 €, para lo que debemos tener facturas proforma de esto, como decíamos antes. Esto debe tener una contrapartida en la parte de financiación, debajo, por lo que hemos puesto por un lado la capitalización prevista que tenemos del pago único, los 4.800 €, y el resto hasta completar los 6.300 € que tendrán que salir de algún sitio, en este caso 1.500 € que aportará el promotor con recursos propios.

A la derecha se trata de ver el resultado del negocio a un año vista, por lo que tendrás que estimar y calcular los ingresos y gastos del negocio en el primer año.

Arriba en los ingresos, como ventas hemos puesto que vendemos 1.000 productos a 100 € cada uno: 100.000 €. Y abajo hemos ido calculando los gastos y costes que podríamos tener a lo largo del año, piensa y adaptalo a tu negocio:

  • Retribución propia: 1.500 € x 12 meses
  • Seguro autónomo: 249,19 € x 12 meses
  • Agua luz y teléfono: 700 € al año
  • Alquileres: 500 € x 12 meses

Esto arroja unos gastos de 39.490,28 €, lo que restado a los ingresos de 100.000 €, da un resultado para el primer año de 60.509,72 €; no debiendo olvidar que este resultado es fruto de rellenar un formulario, nada más.

Paso 7:
A presentarlo. Con la solicitud cumplimentada y firmada, la memoria explicativa del proyecto, las facturas proforma y el DNI, ya podremos ir a la oficina de empleo a presentar los papeles.

Enlaces relacionados >
Estoy en el paro: Cómo crear mi negocio
Pago único para crear tu empresa
Pago Único: en 2009 subirá hasta el 60% la ayuda para inversión

Estoy en el paro: Cómo crear mi negocio

Actualmente hay en España 2.989.269 personas en el paro, de las cuales muchas son potenciales emprendedores, algunas por vocación y otras desgraciadamente por obligación. Pues bien en este post nos gustaría recoger algunos consejos para crear un negocio partiendo de una situación de desempleo.

Lo primero o un requisito previo es tener una idea clara de negocio, una idea y un concepto que conozcamos a la perfección por que tenemos experiencia previa en el sector o por que “hemos estudiado” lo suficiente. En todo caso, es recomendable hacer un plan de negocio, para poder plantearnos la viabilidad técnica y económica de la empresa.

El segundo paso, es consultar, antes de mover ningún papel, las ayudas y subvenciones a las que nos podemos acoger así como los trámites de la creación de tu empresa que debes realizar; normalmente las puedes consultar tu mismo si conoces las instituciones y te manejas en el uso de Internet; si no es así es recomendable acudir a la agencia de desarrollo local de tu municipio o a la Ventanilla Única empresarial más cercana.

El tercer paso, es el fundamental para cualquier parado que quiera crear su negocio, ya que como tal se le plantean dos soluciones válidas para financiar la puesta en marcha de su negocio:

1) Por un lado, se puede pedir el pago único de la prestación de desempleo para crear tu empresa, cuya solicitud debe hacerse siempre antes de darse de alta como autónomo, pero que puede presentarse a la vez que los papeles para arreglar los de cobrar el paro, en el caso de que nos acabemos de quedar parado.

Dicho pago único es adelantar a día de hoy lo que tenemos pendiente por cobrar de paro, y se puede hacer de varias formas, el 60% de esa cantidad para invertir en la creación del negocio: reformas del local, trámites, inversión en inmovilizado, primeras mercancías y alquileres; y el otro 40% para las futuras cuotas a pagar de la Seguridad Social. O, si se trata de un negocio que no requiera de inversión, tenemos la posibilidad de pedir el 100% para pagar las futuras cuotas de la seguridad social. En este sentido, hay que tener en cuenta una cosa estamos hablando de crear la empresa como empresario individual o como comunidad de bienes, si fuera para integrarnos en una S.L., sólo tendríamos la opción de pedir el 100% para cuotas.

2) La segunda opción para financiar el negocio, es la subvención de promoción del empleo autónomo, para personas que estando desempleadas e inscritas como demandantes de empleo vayan a crear su negocio, como empresario individual o como comunidad de bienes.

A través de dicha subvención podemos conseguir para invertir en nuestro negocio, si somos mujeres 7.000 €, si somos jóvenes menores de 30 años 6.000 € o para cualquier otro colectivo 5.000 €. La solicitud de esta subvención es compatible con la del pago único y se puede solicitar 3 meses antes de darnos de alta como autónomo o hasta 6 meses después de haberlos hecho. Así como que nos financien hasta 4 puntos el tipo de interés de un préstamo que vayamos a pedir paralelamente.

Un buen resumen para esta subvención, la cual nos detendremos a analizar en profundidad en otro post, es que cuando acumulemos en facturas pagadas un mínimo de 5.000 € (es el mínimo que se pide en los requisitos) podemos solicitar que nos lo reembolsen, siempre en el plazo dicho anteriormente, que puede ser antes o después de haber abierto; en cualquier caso es una subvención que siempre hay que adelantar el dinero.

Las principales causas de fracaso empresarial

En el momento en el que te planteas abrir tu negocio es quizá el más oportuno para conocer las principales causas que te pueden hacer cerrarlo. Puedes analizar los problemas que te puedes encontrar y desde la redacción de tu plan de negocio empezar a planteas soluciones. Las causas más comunes de fracaso empresarial son:
CAUSAS RELACIONADAS CON ASPECTOS FINANCIEROS
  • Falta de recursos financieros
  • Falta de control-gestión financiera
  • Tensiones de la tesorería
  • La presión fiscal y de Seguridad Social en cuanto a sistemática y plazos de cobro

CAUSAS RELACIONADAS CON LA GESTIÓN

  • Asumir riesgos excesivos en cuanto a la asunción de elevados costes financieros o trabajos que técnicamente no se dominan lo suficiente
  • Vender el producto a bajo coste para abrir hueco en el mercado
  • Exceso de trabajo para la dimensión real de la empresa
  • Dificultades para asumir y adaptarse a los cambios
  • Elevada rotación del personal
  • Escaso tamaño de la empresa

CAUSAS RELACIONADAS CON EL EMPRESARIO

  • Resulta trascendental el paso de creación de negocio a consolidación de empresa
  • Exceso de funciones centralizadas en el empresario
  • Dificultades en cuanto a capacidad de delegación
  • Conflictos entre socios
  • Falta de una formación adecuada para el desarrollo empresarial
  • Falta de experiencia profesional previa al desarrollo de la actividad empresarial
  • Emprendimiento como actividad transitoria derivada de una situación personal
  • Falta de ilusión o empuje del empresario para superar los momentos críticos
  • Conciliación de vida laboral, familiar y personal por la alta dedicación

CAUSAS RELACIONADAS CON LA GESTIÓN

  • Asumir riesgos excesivos en cuanto a la asunción de elevados costes financieros o trabajos que técnicamente no se dominan lo suficiente
  • Vender el producto a bajo coste para abrir hueco en el mercado
  • Exceso de trabajo para la dimensión real de la empresa
  • Dificultades para asumir y adaptarse a los cambios
  • Elevada rotación del personal
  • Escaso tamaño de la empresa

CAUSAS RELACIONADAS CON EL PROYECTO

  • Ausencia de un plan de negocio realista
  • El proyecto, técnicamente muy bueno, no satisface una demanda real de mercado

Foto | keneddymateo

Página 1 de 212