Cómo competir con tus servicios mejorando la experiencia del cliente

Actualmente la competencia en cualquier sector es dura, ajustar costes, guerras de precios, esfuerzos de comunicación, rediseño de productos, etc. pero cuando hablamos de competir en servicios si realizamos una estrategia de hacerlo en precios nos comeremos seguro nuestro margen y posiblemente haremos peligrar nuestra empresa.

En este caso, existen alternativas, y es que podremos intentar competir de otra manera, intentando diseñar una buena experiencia de servicio para nuestro cliente. Esto no es fácil, si bien está relacionado con lo que ya comentábamos en Emprendemanía.com de cómo paquetizar servicios, se trata de poner en el centro al cliente, sus expectativas, sus necesidades, la percepción de valor, analizar los detalles de nuestros servicios, la calidad de los mismos y generar una experiencia de consumo excelente para nuestro cliente.

Para esto, tal y cómo leemos en TerritorioCreativo, existe varios aspecto que explican estas tendencias:

  • Crear experiencias donde el usuario esté en el centro, para que la experiencia sea relevante .”Darle a la gente lo que quieren, de la manera que quieren, cuando lo necesitan”– Paul Thurston, thinkpublic.
  • Diseñar la experiencia a través de la cocreación con los usuarios. Los insights de los consumidores pueden no llevar a maximizar los beneficios y los insights de negocio puede que no vayan bien para la satisfacción del usuario. Si se diseña conjuntamente entre marca y consumidores conseguimos la combinación perfecta.
  • La experiencia tiene que ser como una película. Cada momento es una secuencia que lleva a la acción. El ritmo de los impactos de servicios debe adecuarse al estado de ánimo del usuario en cada momento. Si el servicio es muy rápido, tal vez haga que los clientes estén ansiosos. Y si es muy lento pueden aburrirse.
  • El servicio debe tener una evidencia. Hay que hacer que los clientes sean conscientes del intangible. Por ejemplo, cuando encontramos chocolates en la almohada de un buen hotel nos recuerda que alguien ha arreglado la habitación para tu llegada.
  • El diseño del servicio debe ser holístico. Significa conocer el estado de ánimo y los sentimientos que tiene el usuario durante todo el viaje de servicio. ¿Cómo es cada “punto de contacto”? ¿De qué manera los sentidos de los clientes reaccionan al entorno físico?

Foto | agaumont

Javier Navarro

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 15 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top