¿En qué puede ahorrar el emprendedor?

El autónomo, en la gestión que realiza diariamente de su negocio, puede perder dinero sin darse ni cuenta, y mucho, ya sea por despilfarro, descontrol o desconocimiento.

Para resolver esto, el primer paso, como con cualquier problema en la vida, debe ser reconocer que se tiene, y en este caso, hay autónomos que incluso después de cerrar su negocio desconocen que se podía haber gestionado mejor.

Pero pongámonos en el lugar de un empresario que sí reconoce que está dilapidando cierta cantidad de dinero o que simplemente quiere mejorar, pues el siguiente paso para él, sin duda, es identificar los principales agujeros del bolsillo de su empresa, que pueden ser los siguientes:

Seguros

Es común que el autónomo gestione numerosos seguros, y que los haya contratado en empresas aseguradoras distintas, e incluso en momentos diferentes a lo largo de la vida de su empresa.

Esto supone una pérdida de dinero importante, ya que debe vigilar los importes de cada una de las pólizas y manejarlas como un conjunto. De esta manera, cada año debe coger su cartera completa de seguros y pedir presupuesto para la totalidad, pudiendo trasladarla de una aseguradora a otra ahorrándose una cantidad importante de dinero.

Suministros

Normalmente los suministros son el sustento que alimenta el funcionamiento diario de la empresa. Para controlarlos, lo primero que se debe hacer es medir, ya que, a lo mejor, con unos cuantos ajustes en las tarifas o en nuestros hábitos o los de los empleados se puede recortar gastos fácilmente.

Si hablamos de suministros, ya tengas un pequeño local o una nave industrial, la luz y el agua son esenciales, pues el simple hecho de retocar la potencia contratada o los horarios de uso te permitirán ahorrar.

Otro suministro importante es el combustible, ya que una mera comparación de gasolineras te puede hacer optimizar los repostajes y con ello varios céntimos por litro, que a la larga puede ser una cantidad de dinero importante.

Las materias primas

Controlar el coste de producción de nuestros productos y servicios, así como sus mermas o roturas es fundamental, ya que una simple acción de cambiar de proveedor de un elemento del mismo te puede ahorrar dinero: analiza el ciclo de tu producto.

En este sentido, es importante contar con buenos proveedores y optimizar toda la logística que rodea a nuestro producto, como por ejemplo, todo lo relacionado con el packaging, que podemos resolver fácilmente con proveedores como Embaleo, utilizando elementos como cajas postales en la configuración de nuestros productos o servicios finales.

Los Intangibles

Un agujero de dinero no tiene por qué ser tangible, ya que hay vías indirectas para perder mucho sin que el emprendedor se de ni cuenta, como por ejemplo el boca a boca, y es que una mala reputación de tu negocio hace que una simple conversación entre un cliente insatisfecho y un cliente potencial te haga ir perdiendo dinero fácilmente, por tanto, debes ser una fábrica de clientes convencidos y fidelizados.

En esta misma línea, está la correcta gestión del tiempo, tu tiempo es oro y controlar tu productividad puede marcar la diferencia entre disponer de tiempo para hacer las tareas más rentables de tu día a día o incrementar tus costes.

Foto | Pixabay

Javier Navarro

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 15 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top