Los autónomos de municipios de 5.000 habitantes pagarán una tarifa plana de 50 euros durante 2 años

La tarifa plana del emprendedor ya no solo vale para favorecer la creación de empresas por parte de autónomos y el afloramiento de la economía sumergida, sino que ahora también el Gobierno la va a utilizar en su estrategia de luchar contra la despoblación en el entorno rural.

Y es que se acaba de anunciar una mejora de la ya conocida tarifa plana de 50 euros para los autónomos de los pueblos pequeños, si bien hay que esperar a verlo publicado en el BOE.

Por cierto, no sé si habrán caído, pero se da la circunstancia que podrán luchar contra la despoblación llenando los pueblos de nuevos empresarios, pero, ¿se habrán dado cuenta de llenarlo de clientes para estos negocios?

[bctt tweet=»Los #autónomos de pueblos de 5.000 habitantes pagarán una tarifa plana de 50 euros durante 2 años #emprender. Ya solo les faltan los clientes ;)» username=»emprendemania»]

La tarifa plana de autónomos de pequeños municipios

Esta nueva ayuda es simplemente un cambio que afecta al número de meses en el que se beneficiarán de la tarifa plana los autónomos en los municipios de menos de 5.000 habitantes

Se pasa así, del año actual que tiene todos los emprendedores, a dos años en el caso de emprender en localidades con pocos habitantes.

Con esto, el autónomo de pequeños municipios, pagará como cuota de cotización de autónomo a la Seguridad Social 50 euros al mes durante 24 meses, en vez de los 12 meses que se pagan actualmente y del que disfrutan los nuevos autónomos es general.

Hay que recordar, que se habla constantemente de 50 euros, pero esta cantidad de cuota a pagar se calcula en función de la base de cotización elegida, pudiendo ser superior en a esta cantidad en función de si, por ejemplo, se cotiza para el cese de actividad o no.

Luces y sombras de esta tarifa plana para autónomos

Actualmente, hay que recordar que para beneficiarse de la tarifa plana los trabajadores autónomos que ya conocemos, deben cumplir el requisito de no estar dado de alta en el RETA en los dos años previos a esta nueva alta.

A este requisito, sin conocer todavía cómo lo regularán, hay que sumarle ahora darse de alta en un municipio con menos de 5.000 habitantes, augurándose probables problemas de control con empadronamientos ficticios o domicilios sociales no reales, sobre todo para negocios que no requieran de un local para realizar la actividad.

Foto: Pixabay

Javier Navarro

Javier Navarro

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y diplomado en Empresariales. Dedicado desde hace 15 años a asesorar a emprendedores en la creación de sus empresas, elaborar estudios de viabilidad, modelos de negocio y consultoría estratégica empresarial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top